Alberca de la Bobadilla, “con nata”, agua turbia y arden los ojos, denuncian nadadores

* Desde hace varios días, se han recibido diversas denuncias respecto a la alberca semi olímpica de la Bobadilla, de la mala calidad de agua e instalaciones...

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Este lunes, la alberca semiolímpica de la Bobadilla, amaneció “con nata”, el agua turbia que provocan ardor en los ojos y comezón en la piel, no se ve nada, denuncian asiduos deportistas.

Desde hace varios días, se han recibido diversas denuncias respecto al estado qu guarda la alberca semi olímpica de la unidad deportiva de la colonia Bobadilla, además del mal estado del agua, existen otras respecto a las instalaciones.

A este medio de comunicación, llegaron denuncias por escrito y en redes sociales, en las que se refieren a la pésima calidad del agua.

Una nadadora asidua a las instalaciones deportivas, denuncia que el cuidado, mantenimiento e inspección dejan mucho que desear.

“Buen dia quisiera reportar la situación que guarda actualmente la alberca de la unidad deportiva, en la colonia Bobadilla”.

Esta persona relata, que “el agua de la alberca tiene 15 díasque está muy sucia, según tengo entendido hoy fueron a inspeccionar y dijeron que está bien”.

“Soy nadadora y el viernes se sentía baba en el agua, estaba totalmente turbia y lo que es peor, provocan daños en el cuerpo y la salud”.

“Arden los ojos, les dejo fotografías pero hoy en día deja mucho que desear”.

En un recorrido realizado esta mañana, se pudo constatar que en inmediaciones de la alberca, las instalaciones dejan mucho que desear.

“Poco se ha cumplido, luego de una serie de promesas que se ha hecho en el pasado, primero con las gradas, techo para que haya sombra a los asistentes que van a la alberca, baños y vestidores dignos”.

Las gradas que se localizan ahí, están inconclusas, todavía se observan los pilares cimentados con las varillas salidas, lo mismo que en la parte alta, hoy los failiares y amistades de quienes compiten deben soportar los fuertes rayos del sol y elevadas temperaturas sin las minimas condiciones de seguridad y resguardo.

Demasiado grafiti en sus alrededores y montones de basura, la misma que dejan las familias que acuden a las instalaciones.

Tiran la basura, habiendo a pocos metros los botes correspondientes.

Muy cerca de ahí en las gradas del campo aledaño, el techo se cae y proliferan la basura y el grafiti.