Artesanas indígenas de Sayulita presentan en CMDH contra inspectora de Fiscalización

*Inspectores de Fiscalización del X Ayuntamiento de Bahía de Banderas, sin notificación previa y por escrito, como lo establece la ley en la materia, quitaron sus artesanías a dos mujeres indígenas, una de ellas menor de edad y la otra viuda con dos hijos que mantener...

Por Paty Aguilar

Dos artesanas indígenas que fueron sorprendidas por inspectores de Fiscalización con sus bolsas de artesanías sin tenerlas a la venta, una de ellas en la plaza y la otra en la playa de Sayulita Pueblo Mágico, presentaron una queja ante la Comisión Municipal de Derechos Humanos, contra la Coordinadora de Inspectores de Fiscalización del X Ayuntamiento de Bahía de Banderas, Cecilia Pérez Dueñas, quién con lujo de prepotencia y abuso, respaldada por otros inspectores, les quitaron sus artesanías que llevaban en bolsa por la presunta venta de los mismos, ya que no las tenían en exhibición para tal fin.

Hace dos meses, para ser precisos, el 12 de octubre 2017, una de ellas, menor de edad fue objeto de mal trato y humillación por parte de Cecilia Pérez Dueñas, coordinadora de inspectores de Fiscalización del X Ayuntamiento de Bahía de Banderas. Los hechos ocurrieron en la plaza de Sayulita Pueblo Mágico, donde la afectada, estaba sentada con sus bolsas de artesanías descansando, fue ahí donde esta funcionaria municipal, le decomisó sus artesanías sin levantar folio, esto por no traer permiso, sin embargo, a pesar de que la chica empezó a llorar, la mujer le dijo que aunque llorara, a ella no le importaba y se alejó del lugar sin darle más explicaciones ni indicaciones de a donde debía recurrir para regularizar su situación y recoger sus artesanías.

El otro caso fue reciente, ocurrió este sábado en la playa, durante el “Operativo” que llevaron a cabo inspectores de PROFEPA en conjunto con inspectores de Fiscalización, acompañados por policías con armas largas que por cierto, causaron pánico en los turistas que en esos momentos estaban en la playa, operativo que tuvo como finalidad sacar de la playa a los vendedores de artesanías tuvieran permiso o no emitido por la SEMARNAT, uno de estos vendedores, fue una mujer indígena viuda que recientemente llegó a Bahía de Banderas procedente de Chiapas con sus dos hijos uno de brazos y el otro de 3 años de edad, la cual fue interceptada por dos inspectores porque la vieron con una bolsa de artesanías, al pedirle su permiso de venta, esta les dijo que no tenía, entonces los inspectores consultaron a la coordinadora, Cecilia Pérez, y esta les ordenó que le quitaran su bolsa, la mujer, asustada porque le quitaría el sustento para comer, se resistió a darles su bolsa, ante la insistencia de los inspectores, corrió del lugar, pero, obviamente fue alcanzada metros adelante, ya fuera de la playa.

Ya acorralada por los corpulentos inspectores, la artesana no le quedó más remedio que soltarles la bolsa y alejarse del lugar sin haber recibido documento alguno por el decomiso de su mercancía, motivo por el cual, no le fue levantado folio, aunque no era la situación para levantar folio, sino para ser notificada primero para regularizar su situación, este recurso se violentó, directamente se le levantó folio.

Es por estos motivos, porque consideran se les violentaron sus derechos humanos, que este martes 5 de diciembre 2017 asistieron ante la Comisión Municipal de Derechos Humanos para presentar una queja contra esta funcionaria municipal y quienes más resulten responsables, de ser el caso.