Bajó el Banco Mundial la previsión de crecimiento para México de 2.8 a 1.8%

*El Banco Mundial (BM) redujo sus previsiones de crecimiento mundial, al tiempo que para México la rebajó de 2.8 a 1.8 por ciento...
NOTAS RELACIONADAS

Washington.

El Banco Mundial (BM) redujo sus previsiones de crecimiento mundial, al tiempo que para México la rebajó de 2.8 a 1.8 por ciento, en el marco de lo que considera una creciente incertidumbre en torno a la política económica de la futura administración de Donald Trump. Según el BM, el producto interno bruto (PIB) mundial aumentará este año 2.7 por ciento, frente a 2.3 por ciento en 2016, previsión que representa 0.1 puntos menos que la anunciada en junio, con base en su informe semestral sobre coyuntura.

En la presentación del informe, de 276 páginas, los técnicos del BM señalaron que las persistentes incertidumbres sobre el curso de la política económica de Estados Unidos pueden tener un significativo esfuerzo negativo en las perspectivas del crecimiento global. En clara referencia a Trump, el BM apuntó que el resultado de las elecciones en Estados Unidos ha tornado más inciertas las proyecciones macroeconómicas a nivel general. No obstante, señaló que las políticas económicas específicas del nuevo gobierno aún están siendo definidas.

Sobre México, el organismo espera que la economía experimente este año un crecimiento de 1.8 por ciento (menos un punto en relación con junio pasado), y Brasil, de 0.5 por ciento este año, para alcanzar 1.8 por ciento en el próximo año. En los dos casos se trata de una leve mejora de la proyección de junio de 2016, de 0.7 y un punto porcentual, respectivamente. Mientras, sitúa la posible expansión de Argentina en 2.7 puntos porcentuales (menos 0.4 por debajo de lo previsto en junio).

De acuerdo con los cálculos, el Caribe registrará un expansión de 3.1 por ciento, mientras México y América Central avanzarán en conjunto 2.1 puntos porcentuales, aunque esa nación norteña crecerá el referido 1.8 por ciento debido al retroceso de la inversión extranjera vinculada a Estados Unidos. Para los países más avanzados prevé un repunte hasta 1.8 por ciento; en tanto, los emergentes podrían crecer en 4.2 por ciento.

En relación con América Latina y el Caribe, el BM mantuvo sin modificación sus previsiones de crecimiento para 2017 en 1.2 por ciento, el mismo nivel que la organización había divulgado en junio pasado.

Si bien el documento admite que algunas propuestas de Trump podrían ayudar al crecimiento global, como su ambicioso programa de obras de infraestructura, su visión sobre los acuerdos comerciales podría frenar el desempeño de la economía mundial.

El organismo mundial alertó sobre la posibilidad de victoria de propuestas populistas y proteccionistas en Francia y Alemania, que celebran elecciones este año.

Alertó que los cálculos podrían inclinarse hacia la baja, atendiendo a los posibles cambios en la política de Estados Unidos y en la zona del euro, entre ellos las restricciones al comercio y la migración.

Además, una recuperación más lenta que la prevista en los precios de los productos básicos ralentizará las perspectivas de mejorías en los países exportadores netos de tales surtidos, sopesó el informe.

Cualquier modificación en el ritmo de endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos también influirá en las tasas de interés y los flujos de capital, en perjuicio de las naciones más vulnerables en el área, valoró el BM.

A juicio del ente financiero, el despegue del PIB a escala regional estará dado en gran medida por la recuperación gradual en Brasil y Argentina, la estabilización y el ascenso en los precios de los productos básicos de exportación.

Los mayores incrementos tendrán lugar en Perú, Colombia y Chile, con subidas del PIB de 4.2 por ciento, 2.5 y dos puntos porcentuales, respectivamente, predice el reporte. En opinión de la fuente, Sudamérica saldrá de la recesión en 2017, aunque países como Ecuador seguirán en dificultades por los bajos precios petroleros, y es de esperar una contracción de 4.3 por ciento en Venezuela.

Tras años de niveles desalentadores de crecimiento mundial, observamos esperanzados mejores perspectivas económicas para el futuro, expresó el presidente del BM, Jim Yong Kim.