Consolida la Iglesia Luz del Mundo su ceremonia de Bautismos en Bahía

* Participaron más de 2 mil feligreses de esta creencia, procedentes de diversas localidades de Bahía de Banderas. Se sumaron 60 nuevas almas a esta religión.
NOTAS RELACIONADAS

Mezcales, Nayarit. Domingo 12 de febrero de 2017/ Cerca de dos mil almas provenientes de las ocho iglesias en Bahía de Banderas, Guamúchil, San Ignacio, Punta de Mita, Bucerías, El Porvenir, Monte Sinaí, Mezcalitos y Mezcales, se dieron cita al Magno Evento de la Ceremonia de Bautismos en la colonia Hermosa Provincia en Mezcales.

En un ambiente de paz, armonía y fraternidad, los miembros de la Iglesia La Luz del Mundo vivieron su evento; con un total de 60 almas que hoy fueron adheridas a esta Asociación Religiosa tan solo en la zona de Bahía de Banderas.

El acto del bautismo toma valor toda vez que, este simboliza la muerte de nuestro Señor Jesucristo quien a través de su sangre nos reconcilia con Dios; siendo esta la más grande manifestación de amor de Dios para la humanidad, ya que ofrece a la criatura una transformación integral, mejorando este, su estilo de vida, y como recompensa la vida eterna.

Cabe mencionar que en diferentes partes de la república mexicana, así como en los 54 países donde la iglesia tiene presencia, se desarrolló la misma Ceremonia. De la misma manera será el día 14 y 19 de febrero en el resto del territorio nacional.

Según los datos del INEGI del año 2010, La Luz del Mundo es lo Asociación Religiosa con mayor crecimiento en México; y esto se debe a la veracidad de su mensaje que convence a la razón, libra de la ignorancia a la criatura y es predicado por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.

Así es como concluye por segunda ocasión la Ceremonia de Bautismos en la Iglesia La Luz del Mundo.

Por su parte el vocero del evento Hiram Chávez señalo que, este evento no favorece únicamente en el crecimiento de la iglesia, sino que la misma sociedad se ve beneficiada, toda vez que el mensaje predicado por la iglesia ha rescatado a miles de jóvenes de las drogas, ha fortalecido el núcleo familiar de millones de hogares y recuperado los valores que se creían perdidos; sembrando en cada uno de sus miembros el respeto a las autoridades y a nuestro lábaros patrios, cumpliendo de esta manera nuestro responsabilidad como ciudadanos. Así mismo coadyuvando en todo momento en la reconstrucción del tejido de una sociedad cada vez más lastimada.