Deja 15 muertos jornada de violencia; registran ataques simultáneos en diversos bares en NL

* La racha violenta del fin de semana en Nuevo León dejó como saldo 15 asesinados...

proceso.com.mx

MONTERREY, NL., (proceso.com.mx).- La racha violenta del fin de semana en Nuevo León dejó como saldo 15 asesinados, entre ellos 12 que se encontraban en el interior de diversos bares que fueron atacados simultáneamente por hombres armados.

La Fiscalía General de la entidad informó que entre la noche del sábado y la madrugada del domingo hubo 11 incidentes cruentos en los que, además de los fallecidos, hubo 12 lesionados.

En lo que parece ser una serie de atentados coordinados en cantinas de la localidad, todos efectuados de manera similar, fueron asesinados y lesionados clientes y trabajadores.

En otros dos eventos, diferentes a los de los ataques a los bares, en Cadereyta un hombre y su hijo, de 14 años, fueron acribillados en el interior de un coche. Además un hombre fue muerto a cuchilladas en una riña de pandillas en Linares.

Ataques simultáneos

La violencia se desató el sábado a las 21:30, en el exterior del bar La Jarra II en Villagómez y Amado Nervo, en el centro de la ciudad, donde el portero Juan Camacho, de 64 años de edad, recibió dos tiros en el hombro derecho y fue trasladado con vida, al Hospital Universitario, donde convalece. El pistolero solitario huyó.

Después a las 21:50 horas, a unas cuadras de distancia del primer incidente, un hombre pasó frente al bar El Ancla de Oro, en Francisco I. Madero y Bernardo Reyes, en el centro de la ciudad. El atacante regresó a la puerta y asesinó a balazos al portero Hugo Alberto Hernández, de 35 años de edad. Otro encargado de la entrada, Héctor Alberto Eguía también recibió impactos en brazo y tórax y fue trasladado al hospital 21 del Seguro Social, donde se recupera.

El domingo, a las 00:05, en el bar Chilo´s ubicado en la colonia caracol, al sur de la capital, dos hombres ingresaron y abrieron fuego contra los presentes. En el sitio fueron alcanzados por las balas tres clientes no identificados uno de los cuáles pereció. También resultó lesionado Gustavo Ibarra, encargado del sitio, quien fue trasladado al hospital Universitario.

Dos minutos después, a las 00:07, dos hombres jóvenes armados descendieron de una camioneta roja y se introdujeron en el bar rancho Viejo, ubicado en Camino a San Roque y Camino a Rancho Viejo, en la colonia Los Naranjos, en el municipio conurbado de Juárez, ubicado 20 kilómetros al oriente de Monterrey.

Dispararon contra los presentes y asesinaron a 5 hombres y una mesera, que no han sido identificados. En el lugar resultó con heridas de bala la empleada Lourdes Rosales, de 48 años y un cliente no identificado.

Los crímenes continuaron a las 00:30 en el interior del bar Bohemio’s en la avenida Acapulco y San Luis, en la colonia Cañada Blanca de Guadalupe. Dos hombres descendieron de un auto sedan rojo y disparon hacia la puerta del local. Perecieron por lesiones de bala dos clientes, uno de los cuáles portaba identificación a nombre de Francisco M., mientras que José Luis Barrón resultó herido.

En el bar La Mitotera, en avenida B. Mitre y Aztlán, en Monterrey, a las 00:40 fueron ejecutados por gatilleros los porteros identificados como Alejandro Morales e Hipólito Ismael Zamarripa. Quedó herido el guardia Diego Padilla.

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Bernardo González, informó que la serie de atentados a los giros negros puede tratarse de represalias relacionadas por el cobro de piso.

Más muertos y heridos

En otro hecho, ajeno a los ataques a los bares, a las 22:30 del sábado fue reportado un coche Cavalier azul estacionado y encendido en el kilómetros 17 de la carretera a Los Cavazos y San Mateo, en Cadereyta, 30 kilómetros al oriente de la capital.

Los investigadores localizaron dos personas con heridas de bala. En el asiento del conductor estaba Carlos Eliud Treviño, de 38 años de edad, con un orificio en el cuello. El hombre había estado recluido en el penal del Topo Chico por múltiples delitos, informó la Fiscalía. En el asiento del copiloto estaba el menor Carlos de 14 años, a quien se le apreciaba un impacto en el brazo derecho. Se investiga el móvil de los crímenes.

El domingo a las 04:30 horas un hombre identificado como Luis Antonio Ojeda, de 37 años, fue privado de la vida por una cuchillada en el tórax, que le fue ocasionado durante una riña entre pandillas en una fiesta de quinceañera, en el Ejido Veredas, en Linares, al sur del estado.

A las 01:24 de hoy, fue lesionado por arma de fuego Jesús Hernández, de 59 años, que fue atacado en su casa en la colonia Villas de San francisco, en Escobedo, por un ex yerno, que le disparó al no encontrar en el lugar a la que había sido su pareja.

A las 2:20 del domingo, en la Colonia Los Cedros, de Monterrey, otro hombre, Carlos Ábrego, de 40 años, fue lesionado a balazos por un pistolero al que señaló como Milton, que le disparó desde un coche en movimiento.