Desarrollo Social apoyará con camas y colchones a familia afectada por incendio

*A raíz de la publicación de NoticiasPV, respecto al incendio de su vivienda y las secuelas que esto dejó a una familia, Desarrollo Social informa que podrían ayudarles con colchones y camas a familia que fue afectada...
NOTAS RELACIONADAS

Por Mauricio Lira Camacho
NoticiasPV

Recibirán apoyo.

Personal de la dependencia de Desarrollo Social apoyará en breve con camas y colchones a familia afectada por incendio en Lomas de En Medio.

A raíz de la publicación de NoticiasPV, respecto al incendio de su vivienda y las secuelas que esto dejó a una familia, Desarrollo Social informa que podrían ayudarles con colchones y camas a familia que fue afectada.

“La Dirección de Desarrollo Social les ayudará con apoyo de camas y colchones, estamos en esos trámites”, informó una fuente de esa oficina gubernamental.

El antecedente inmediato es la consecuencia que les dejó a una familia, integrada por 2 adultos y 6 hijos, el incendio provocado en su vivienda en la colonia antes referida, en donde lo perdieron todo.

A raíz de esta acción, están viviendo en casa de los padres de la madre de los pequeños, pero las condiciones no son las óptimas para todos, en una casa de madera que es incluso rentada.

Son dos adultos y 6 hijos, quienes se quedaron sin vivienda que fue consumida por un incendio provocado, viven en casa rentada de 2 familiares más, la mayoría duerme en el piso.

Se trata del padre, Gerardo Solís, su esposa Irene Heredia y sus hijos, Dana de 12 años, Cristal de 10, Wendy de 8, Ulises de 2, Santos de 15 y Alexis de 18 años de edad, quienes su casa en colonia Lomas de En Enmedio, fue siniestrada.

Lo perdieron todo, por tal motivo buscaron ayuda con los padres de la joven, quienes viven 4 cuadras cerca de avenida Las Torres.

Gerardo es panadero y obtuvo un horno rústico para elaborar el alimento y poder venderlo.

La casa en donde están viviendo también es rentada, tiene poco espacio y la mayoría sobre todo los hijos duermen en el piso.

Ahora es más difícil conseguir el alimento, además los chicos más grandes no van a la escuela, dice la madre.