Descubren cuatro tumbas infantiles milenarias en Egipto

*Arqueólogos egipcios y suecos detectaron grandes diferencias entre las tumbas halladas, lo que podría deberse a que los cadáveres pertenecían a niños de distinta clase social...

actualidad.rt.com

Una excavación llevada a cabo en Gebel el Silsila, en el sur de Egipto, reveló la existencia de cuatro tumbas infantiles pertenecientes al periodo tutmósida (del 1493 al 1401 a.C.) de la XVIII Dinastía de faraones, informó Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, citado por Daily Mail.

Los restos de cuatro niños de entre 3 y 10 años fueron encontrados durante la exploración conjunta de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, y científicos del Ministerio de Antigüedades de Egipto.

Gebel el Silsila es una región montañosa situada a orillas del Nilo cerca de Asuán. En la antigüedad albergaba multitud de canteras, por lo que era un sitio donde vivían esclavos y simples trabajadores. Sin embargo, para los arqueólogos representa un espacio rico en historia, como lo atestiguan las 69 tumbas que han sido descubiertas en el lugar desde 2015.

La investigación develó además varios objetos como platos, pulseras de bronce, piezas de cerámica y jarras de cerveza, que expanden para los investigadores el panorama científico sobre rituales funerarios durante el período del Antiguo Egipto, señala Luxor Times.

De las cuatro tumbas, tres se encontraban alineadas en un mismo sentido. Los expertos sostienen que estas presentaban características similares y contenían objetos rituales como joyas, amuletos y figuras de escarabajos, además de una cuchilla de bronce.

En el cuarto sepulcro, en cambio, no se encontró ningún objeto ceremonial, y parecía como si el cadáver que contiene hubiera sido enterrado sin ningún tipo de cuidado. Se estima que el esqueleto corresponde al de un niño de entre 5 y 8 años que pudo padecer de alguna enfermedad o simplemente pertenecer a otro rango jerárquico dentro de la antigua sociedad egipcia. Presentaba además varias heridas, pero la causa de su muerte no fue identificada.

Los científicos consideran continuar con las investigaciones para dar respuesta a más incógnitas alrededor de este descubrimiento, anunciaron los propios arqueólogos al portal Live Science.