Detienen en Tijuana Asesino de San Juan

*En el año 2003, asesinó a un joven afuera del Xanadu y dejó lesionado a otro más *Fue identificado y en Baja California lo atraparon 

Luego de evadir la justicia por casi siete años, finalmente personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California, logró la detención de un sujeto que era buscado en Bahía de Banderas, Nayarit, acusado de un asesinato.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Nayarit, al ser enterados de los hechos, acudieron hasta Tijuana, en donde les fue entregado el detenido Javier López Contreras, alias “Junior López” o “El Javiercillo” de 29 años, originario de San Juan de Abajo municipio de Bahía de Banderas y vecino de Tijuana Baja California, con domicilio en calle Manuel Herrera número 458 de la colonia Río parte en baja.

Se informó que este sujeto está relacionado con una orden de aprehensión derivada del expediente 013/2004 girada por el juez de primera instancia de Bucerías Nayarit, por el delito de homicidio y lesiones calificadas, cometido en agravio de Jorge Antonio González Quintero y Juan Pelayo Pérez respectivamente.

Los hechos ocurrieron el día 1 de noviembre del 2003 cuando el occiso y el lesionado se encontraban ingiriendo bebidas embriagantes en el exterior del “Xanadu”, ubicado por la avenida principal de San Juan de Abajo.

Apenas se iban retirando cuando arribó el ahora detenido con el cual discutieron y se hicieron de palabras para posteriormente sacar de entre sus ropas una pistola con la cual les disparó, pegándole 7 balazos a Jorge Antonio y dos a Juan Pelayo, para posteriormente darse a la fuga.

Javier López Contreras escapó, pues el lesionado logró identificarlo perfectamente como el homicida, por lo que el personal de la PGJ integró la averiguación previa correspondiente.

Se explicó que todo se debió a un pleito que anteriormente habían tenido, en donde el ahora detenido llevó la peor parte, ese fue el motivo por el cual el día del crimen se topó con su rival, pero iba armado con una pistola calibre 9 milímetros, con la cual lo asesinó.