Doctora aclara situación con relación a muerte de bebé

• Mónica Leticia Bibiano Hernández acudió a Noticiaspv, con el objetivo de aclarar algunos puntos, respecto a situaciones distintas con la muerte de un bebé en el hospital Regional de Puerto Vallarta y lesiones a otro en la Ciudad de México.

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Mónica Leticia Bibiano Hernández, es gineco – obstetra trabajó en la Ciudad de México y en Puerto Vallarta, relacionada con dos casos que ocurrieron en diferentes años, circunstancias y ciudades.

Uno la involucra por lesión física del bebé donde fue requerida como testigo, el segundo bajo proceso de investigación en demanda que interpuso la madre afectada.

Motivo por el cual se le sigue una recomendación que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH.

Este medio de comunicación, abre el espacio para que aclare con su situación actual. Lo destaca en charla con Noticiaspv, como se menciona son dos casos diferentes.

“En ambos soy la Gineco-Obstetra pero en el caso del año 1996, fui solamente testigo, mientras que en el otro, el del 31 de Enero del 2016, soy la denunciada”.

“En el caso número 1 que expongo, en el que se trata en la nota informativa, es la paciente Maribel Díaz Luna.

La atendí el día 16 Noviembre del año 1996 en el Hospital Juárez del Centro, en el Distrito Federal (D.F), hoy Ciudad de México. Lugar en el que yo trabajaba en ese tiempo, como bien dice el resumen enviado por las autoridades del hospital, se atendió a la paciente de un parto eutócico, sin complicaciones. Obteniéndose un bebé femenino sano al momento de nacer, fui requerida para declarar, ya que la madre presentó denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) debido a que al serle entregada su bebé en las primeras horas de nacida, la pequeña tenía una quemadura en el abdomen. Testifiqué ante la instancia correspondiente, que obtuve producto sin lesiones corporales, viva.

Al momento del nacimiento sana, sin atribuir la quemadura al uso de algún líquido fuera del frecuentemente usado para la asepsia de las pacientes.

Quedé exonerada de ese problema, y al continuar la investigación resultó culpable personal de enfermería.

Esto es en el caso de lo que sucedió en la Ciudad de México, el número 2 se refiere al que enfrento actualmente y que se dio en el municipio de Puerto Vallarta.

Este caso es el que se refiere al de la paciente de nombre Dorian Contreras Benavides, quien acudió el día 31 de Enero del año 2016 al Hospital Regional de Puerto Vallarta.

Institución en donde trabajé como personal suplente en la guardia de esa fecha y la última que hice ahí, hasta la fecha.

Mónica Bibiano relata que la mencionada ingresó en inicio de trabajo de parto, con cesárea anterior, sin indicación absoluta para practicarle cirugía similar.

Previa valoración médica concluí que era posible darle un trabajo de parto para lograr nacimiento vaginal, el cual a lo largo del tiempo y actualmente en obstetricia es considerada la manera más natural de parir, dejando la realización de cesárea en caso de situaciones que pongan en peligro a la madre, feto o los dos.

Esa condición ocurrió en este caso, por lo que hice cesárea de urgencia. Sin embargo el bebé murió, por lo que la paciente presentó querella”

“De todo lo narrado se deduce que no forcé nada solo quise ofrecer la mejor vía de resolución del embarazo y no tengo antecedentes de actos similares. Por lo que las notas periodísticas donde se fundamentó la recomendación 51/2016, emanado de una institución como la CNDH, resultan incongruentes”.

Bibiano refiere que ambos casos en su momento fueron dados a conocer a la CNDH, en la capital, y el otro en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), a través de su sede en Puerto Vallarta.

Con la emisión de sus respectivas recomendaciones: 32/1998 y 51/2016, respectivamente.

Ésta última me sanciona y forma parte de la investigación legal en la que estoy implicada.

Continúa Bibiano, que en la información de este espacio (escrita por Mauricio Lira Camacho) se tomó en cuenta en antecedentes de la recomendación 51/2016, basó sus precedentes, en un caso totalmente diferente al que trata dicha recomendación.

“Me es muy importante se conozca mi versión de los hechos, la serie de injusticias administrativas de las que he sido objeto en relación a ese caso, (CNDH involucrada). Informar de cómo la paciente ha abusado de esta situación, utilizando instituciones como la CNDH, medios periodísticos y recursos de conciliación del actual sistema de Justicia penal para sacar provecho, tengo documentos”.

“Hagan caso de todas las partes y versiones de los hechos, no sólo hagan de lo que dicen los pacientes, dándoles todo el derecho a decir solo su versión, dejándonos a nosotros los médicos como victimarios”.

“Nosotros también somos víctimas de un sistema de salud decadente, falto de lo más mínimo”.
Bibiano finaliza quiero terminar uniéndome a la causa de mis compañeros médicos quienes están y han pasado este tipo de conflicto como yo.

Por eso apoyo:
No a la criminalización del acto médico.
Yo soy Médico
Yo no estudié para matar
Yo estudié para ayudar

ANTECEDENTES DE LA INFORMACIÓN ….

Doctora involucrada en muerte de bebé, con antecedentes similares en DF

 

Relata su historia del calvario donde la forzaron a perder a su Bebé

Forzaron Parto; ella hospitalizada y el bebé murió