Ejecutaron a un Hombre y lo Arrojaron Desde Mirador

* Al principio se sospechaba un accidente, pero cuando servicios periciales levantó el cuerpo, vieron que estaba balaceado

La tarde de ayer fue encontrado al fondo de un barranco y a pocos metros de la playa, el cuerpo sin vida de un joven hasta el momento no identificado.
Al principio se sospechaba un accidente, pero cuando servicios periciales levantó el cuerpo, vieron que estaba balaceado, por lo que solicitaron la presencia de personal del grupo de homicidios.
Los hechos sucedieron en el lugar conocido como Mirador de Costa Vida, donde elementos de la Policía Municipal llegaron y lo encontraron, una vez que fue reportado por algunas personas que lo vieron desde sus embarcaciones.
Fue alrededor de las 16:00 horas del lunes cuando se informó que a la altura del hotel Costa Vida, una persona se había caído a un barranco de aproximadamente 40 metros de profundidad y al parecer se encontraba muerto.
Rápidamente a ese lugar se apersonaron elementos de la policía municipal y del H. Cuerpo de Bomberos, quienes de inmediato llegaron al mirador del mencionado hotel y con apoyo de cuerdas y poleas bajaron hasta el lugar donde se encontraba el sujeto en mención.
Al llegar a la orilla del mar, se observó el cuerpo sin vida de un sujeto de piel morena, el cual vestía una playera blanca con la leyenda New York City, un short oscuro y andaba descalzo.
El cuerpo del desafortunado sujeto, presentaba varios impactos producidos por proyectil de arma de fuego, dos a la altura del codo de su brazo izquierdo, uno en el lado derecho del tórax, muy cerca del corazón, otro más en su mejía del lado derecho y otro más en la espalda, luego le detectaron otros dos en el tórax.
Estas heridas le fueron encontradas a simple vista, aunque aún falta que el cuerpo sea revisado por los peritos del Semefo.
Al lugar del macabro hallazgo arribó el licenciado Víctor Hugo Jiménez Orozco, agente del Ministerio Público en turno, dio fe del cadáver, así como el perito criminólogo Ramón Covarrubias, del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quien comentó que debido a la rigidez del cuerpo, éste tenía alrededor de 12 horas de haber fallecido.
El cuerpo sin vida fue recuperado de ese lugar por el personal de bomberos, quienes con equipo de rapel y una camilla especial, bajaron hasta donde estaba, siendo apoyados por varios voluntarios que apoyaron para jalar las cuerdas y llevar hasta la parte posterior del barranco el cuerpo, el cual fue llevado a la sala de descanso del Semefo.