Ejidatarios lo Tachan de Ratero; Magistrado Asegura es Excelente Funcionario Público

Hace más de un año dejó el cargo de presidente del Ejido de la Cruz de Huanacaxtle, es fecha que no rinde cuentas a los ejidatarios. En su gestión entró a la cuenta BANORTE del Ejido poco más de 153 millones de pesos, parte de ellos los invirtió a la bolsa de valores sin informar a la Asamblea. Hay cheques cobrados con firmas falsificadas

Por Paty Aguilar

Luego de casi dos años de no aparecerse por el Ejido de la Cruz de Huanacaxtle, el licenciado, Roberto Martínez Flores, ex presidente de este Ejido que dejó el cargo sin rendir cuentas a los ejidatarios, de pronto hizo acto de presencia en Asamblea que convocó el Consejo de Vigilancia que encabeza, Pepe Cuevas para este domingo 26 de octubre donde se tomaron acuerdos para la remoción del actual comisariado que encabeza, Gabino Jiménez. Ante esta situación y tras obtener pruebas de malos manejos del dinero del Ejido, un grupo de ejidatarios que simpatizan con el Comisariado actual, se manifestaron en el edificio del Poder Judicial de la Federación, donde Roberto Martínez, trabaja como secretario proyectista del Magistrado del Distrito # 2, con la finalidad de solicitar su destitución.

Luego de casi dos horas de estar frente al edificio con manta y carteles alusivos, una comisión de ejidatarios fueron recibidos por dicho magistrado a quién le informaron con estados de cuenta bancario el manejo irregular que este funcionario federal hizo como Comisariado de este Ejido. El magistrado federal, hizo saber a los ejidatarios que Roberto Martínez, efectivamente era uno de sus secretarios y que él no tenía queja de él como funcionario, sino todo lo contrario, que era un excelente colaborador y que él nada tenía que hacer al respecto, en todo caso, dijo, sería el Consejo de Judicatura, quién podría atender su queja, dado que se trataba de un asunto personal del funcionario que nada tenía que ver con el Poder Judicial de la Federación, puesto que ante esta dependencia, su trabajo hasta el momento estaba bien hecho.

Por su parte, los ejidatarios le hicieron saber que Roberto Martínez, había hecho mal uso del dinero del Ejido, de su cuenta bancaria y consideraban que no tenía calidad moral para estar trabajando en una dependencia federal que procuraba justicia, por lo que su presencia ahí radicaba en informar sobre su conducta al parecer delictiva y quedaba en él como magistrado tomar o no tomar las medidas pertinentes, tras informarle a la vez, que luego de tener en ellos en su poder cheques y estados de cuenta bancario, se procedería a realizar las denuncias pertinentes contra el licenciado, Roberto Martínez Flores, como así sucedió en la ciudad de Tepic.