Ellos son los reyes de las ‘fake news’

* Los ultraderechistas compartieron más historias falsas en Facebook que todos los demás grupos políticos en los 3 meses previos al discurso de Trump. Académicos de Oxford analizaron afiliaciones políticas y patrones de publicación de casi 48 mil páginas de Facebook y 14 mil usuarios de Twitter.

Financial Times
Por Aliya Ram y David Blood

Los conservadores ultraderechistas compartieron más historias falsas en Facebook que todos los demás grupos políticos combinados en los tres meses previos al discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump el mes pasado, según descubrieron investigadores independientes.

Académicos del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford analizaron las afiliaciones políticas y los patrones de publicación de casi 48 mil páginas públicas de Facebook y 14 mil usuarios de Twitter para identificar qué grupos publicaron la mayor cantidad de desinformación procedente de sitios web dudosos.

El análisis, que es uno de los estudios más extensos realizados hasta la fecha sobre noticias falsas en las redes sociales, probablemente aumentará la presión sobre las compañías tecnológicas para que aborden la desinformación en línea, particularmente debido a su enfoque en el alcance de la información falsa.

Los investigadores descubrieron que los grupos en ambos extremos del espectro político consumieron y compartieron la mayor cantidad de noticias basura en un periodo comprendido entre octubre de 2017 y enero de 2018. Sin embargo, los conservadores de extrema derecha compartieron la mayor cantidad de desinformación, mientras que las cuentas que tuitearon hashtags en apoyo a Trump dominaron la publicación de noticias basura en Twitter.

“Hay una creciente evidencia de un aumento de la polarización en el panorama de las noticias de EU en respuesta a las elecciones presidenciales de 2016”, descubrieron los investigadores. “La confianza en las noticias está extraordinariamente dividida a lo largo de líneas ideológicas, y está floreciendo un ecosistema de noticias alternativas, alimentado por comentarios extremistas, sensacionalistas, conspirativos y enmascarados, noticias falsas y otras variedades de noticias basura”.

Los investigadores utilizaron el aprendizaje automático para identificar 13 grupos ideológicos que clasificaron en categorías que van desde ultraconservadores hasta el movimiento “Occupy Wall Street” y los “derechos de las mujeres”.

En Facebook, el grupo ultraconservador compartió enlaces a más del 90 por ciento de los sitios identificados por los investigadores como fuentes de “propaganda e información política ideológicamente extrema, hiperpartidista y conspirativa”.

La investigación, que no ha sido revisada por otros expertos, reveló que los diferentes grupos ideológicos estaban profundamente polarizados. Los partidarios de Trump fueron los más aislados en Twitter, y compartieron menos enlaces a historias que también fueron mencionadas por otros grupos.

El estudio también analizó si los grupos compartían artículos que caían en al menos tres de cinco categorías “basura”, como no proporcionar información real sobre los autores, imitar organizaciones de noticias reales o compartir puntos de vista exageradamente partidistas.

Las compañías de medios sociales han argumentado durante mucho tiempo que su negocio depende de que los usuarios puedan compartir historias sin censura. Sin embargo, esta idea ha sido cuestionada desde que se reveló que los “trolls” rusos alcanzaron a casi 150 millones de usuarios de Facebook antes de las elecciones presidenciales de 2016.

Según una investigación del Instituto Reuters, casi la mitad de los usuarios de redes sociales estadounidenses encuestados ahora usan Facebook para buscar las noticias.

La presión en favor de medidas regulatorias contra las plataformas tecnológicas está aumentando en toda Europa. El año pasado, Alemania introdujo multas de hasta 50 millones de euros para las compañías que no eliminen el discurso de odio o las noticias falsas en las 24 horas posteriores a haber recibido una queja.

A medida que las compañías tecnológicas tomaban medidas para evitar las críticas, Facebook reveló amplios cambios en su suministro de noticias el mes pasado con el propósito de priorizar las noticias de “alta calidad” que son “confiables, informativas y locales”.