Enrique Alfaro, precandidato al gobierno de Jalisco, denuncia intimidación de la policía estatal

* Alfaro aclaró que sólo cuenta con un vehículo de seguridad y que ninguno de los de su caravana es blindado, como afirmó el gobernador. También pidió al mandatario una investigación y una explicación más clara.

GUADALAJARA, Jal. (apro) ) Enrique Alfaro Ramírez, precandidato al gobierno de Jalisco por Movimiento Ciudadano (MC), denunció que anoche durante su gira en Cañadas de Obregón fue intimidado por elementos estatales de la Fuerza Única Regional (FUR).

Enrique Alfaro dijo que él y su equipo fueron encañonados por los policías.

“En el trayecto de Yahualica hacia acá, por Cañadas de Obregón, en una de las partes bajas después de la bajada pasando Mexticacán, en un puente ahorita en la noche se nos cerraron dos patrullas de la Policía Estatal, nos dejaron acorralados en el puente y se bajaron los elementos con armas largas a hacer un acto evidente de provocación”, expresó Alfaro.

Añadió que “con las circunstancias que hay en el estado y sabiendo evidentemente que nosotros tenemos un equipo que está acompañándonos de seguridad pudieron haber ocasionado una tragedia por su irresponsabilidad”.

El precandidato envió un mensaje al mandatario estatal, el priista Jorge Aristóteles Sandoval: “decirle que no sea irresponsable, que con la seguridad no se juega, que no nos pueden seguir queriendo intimidar usando la Fiscalía para asustar a los adversarios políticos”.

Prosiguió: “La Fiscalía debería estar cuidando a los jaliscienses de la violencia y no atacando a quienes somos sus adversarios en la arena electoral”.

Aclaró que sólo cuenta con un vehículo de seguridad y que ninguno de los de su caravana es blindado, como afirmó el gobernador.

También pidió al mandatario una investigación y una explicación más clara.

Comentó que no tiene miedo, sin embargo, considera que tras el asesinato de líderes de la izquierda, -el diputado perredista Saúl Galindo y el coordinador de MC en La Huerta, Salvador Magaña-, el ambiente en el estado es de tensión.

Con relación al incidente, el fiscal general Raúl Sánchez Jiménez descartó una agresión o que se hubiese vulnerado la integridad de las personas del convoy.

Precisó que se trató de una revisión precautoria, luego de que elementos de la FUR desarticularon una célula delictiva que operaba en la zona.

El fiscal detalló que los policías regresaban de un cateo en un rancho de Mexticacán, donde se aseguraron 16 vehículos, cuatro de ellos con reporte de robo y dos con placas sobrepuestas; droga, armas de fuego, una granada de fragmentación, diversos animales, y se capturaron a nueve personas.

“Por cuestiones de seguridad, cuando venía la Fuerza Única Regional y personal con varios vehículos, vieron que atrás de ellos venía un convoy de vehículos, donde por cuestiones de seguridad al ir pasando un puente les marcan el alto, se identifican ambas partes, por un lado el precandidato y por el otro la Fuerza Única Regional. Una vez identificados se les permite que sigan su tránsito libre, pero en ningún momento fue vulnerado, ni fue agredido”, aseguró el fiscal.