Es un Caos Sayulita, no pueden Estabilizar Plantas de Tratamiento

* La contaminación de aguas negras continua, la vialidad es un caos que aprovecha tránsito municipal para quitar placas e infraccionar y el comercio es un desorden.

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Este pasado fin de semana, las calles de la zona centro de Sayulita Pueblo Mágico, Bahía de Banderas, nuevamente se vieron invadidas por las aguas crudas que brotan por los registros del drenaje debido a las fallas continuas de las plantas de tratamiento que al parecer colapsan debido a que hay restaurantes sin trampas de grasas y sólidos, pero también la capacidad y características de dichas plantas prácticamente están rebasadas debido al crecimiento poblacional vertiginoso de este destino turístico, además de que las aguas no son tratadas debidamente y así se descargan al arroyo de Sayulita y así llegan a la playa y mar de esta comunidad.

El gobierno del estado de Nayarit, a través del Secretario de Gobierno, Pepe Espinoza, en reunión urgente de trabajo que sostuvo en Sayulita con representantes de los sectores y el comité de Pueblo Mágico, se trató este tema de la contaminación de las plantas de tratamiento y sus continuas fallas, creyó que estas estaban mal operadas, por lo que giró instrucción para que ambas plantas de manera inmediata pasaran a manos del CEA, Comisión Estatal del Agua, como así ocurrió, sin embargo, pronto se dieron cuenta que el problema es más grave de lo que creen, no pasaron ni dos semanas para que ambas plantas colapsaran el pasado fin de semana con los resultados antes descritos.

En un recorrido que hicimos por el área la tarde noche de este martes 8 de marzo 2016, en un intento de medio resolver el problema, vimos un camión vactor del CEA trabajando en el desazolve de las líneas del drenaje, trabajo que deberán hacer continuamente, es decir, ese camión deberá estar en Sayulita de manera permanente al menos durante estos próximos días que se avecinan con el periodo vacacional de Semana Santa, de lo contrario, Sayulita será un escenario muy lamentable porque sus calles se llenarán continuamente de aguas crudas que no alcanzarán a llegar a las plantas de tratamiento debido a taponeos.

Pero no solo este problema de contaminación agobian a este pueblo, también la vialidad es un serio problema. Hay pocas calles y estas se utilizan como extensión de los negocios que además de invadir banquetas, invaden también un carril del frente de sus negocios o casa, lo que genera un gran problema vial, pero además se suma a que no hay agentes de tránsito que ayuden a que el trafico fluya lo mejor posible, pero cuando van, se dedican a quitar placas de carros que se estacionan como pueden en lugar prohibido, lo que genera mala imagen porque los turistas batallan para recuperar sus placas.

Y por otra parte, está la falta de regulación del comercio, tanto fijo, como semifijo y ambulante, que por cierto en Semana Santa, se convierte esto en anarquía total. Hay establecimientos que no cuenta con licencia municipal, según refieren los propios vecinos de esta comunidad, pero también hay extranjeros y artesanos que no están regulados. Y todo esto generado por la falta de coordinación entre autoridades municipales, estatales y federales con los sectores productivos que han visto en Sayulita un lugar privilegiado para generar empleo y derrama económica, pero no pueden llegar a acuerdos porque de parte del gobierno no hay buenos operadores que faciliten el entendimiento entre unos y otros para hacer de Sayulita un lugar digno de visitar.