Esta compañía hará ‘llover’ meteoritos en 2020

*La tecnológica japonesa busca generar lluvia de estrellas fugaces 'on demand' con ayuda de la inteligencia artificial....

elfinanciero.com.mx

La startup japonesa Astro Live Experiences (ALE) busca producir estrellas fugaces y planea crear la primera lluvia artificial de meteoritos en 2020, según Lena Okajima, presidenta ejecutiva de ALE.

“Buscamos producir estrellas fugaces artificiales proyectando partículas, hechas de materiales especiales, de microsatélites en órbita. Cuando las partículas vuelven a entrar en la atmósfera terrestre, se queman a través de un proceso conocido como emisión de plasma, creando la apariencia de estrellas fugaces. Las partículas se queman con un brillo suficiente para que las personas puedan verlas en un área de hasta 200 kilómetros de diámetro”, explica la compañía.

La firma planea lanzar la primera lluvia de meteoritos en la primavera de 2020 y asegura que, dependiendo de las condiciones climáticas, este fenómeno podría ser visible para millones de personas en un área de 200 kilómetros.

El proceso consiste en lanzar satélites cargados de una especie de minipelotas metálicas hechas de materiales especiales, que cuando llegue el momento serán quemados y lanzados del espacio a la Tierra hasta estallar. Cada satélite tiene suficientes pelotas para 20 o 30 eventos y se espera que el brillo de cada ‘meteorito’ dure lo suficiente antes de consumirse.

Para ello se han realizado pruebas en los laboratorios de la compañía.

“Cada pelota se quemará al entrar a la atmósfera, creando un brillo lo suficientemente intenso para ser visto desde la Tierra y se espera que el primer satélite sea lanzado por una agencia espacial de Japón en marzo del próximo año y el segundo a mediados de 2019 en un cohete del sector privado”, explica ALE.

ALE comentó a BuzzFeed que está en las etapas finales de construir dos microsatélites, cada uno programado para llevar 400 pelotas metálicas de menos de 3 centímetros de diámetro a cualquier lugar en cualquier momento.

“Estamos apuntando a todo el mundo, ya que nuestra reserva de estrellas fugaces estará en el espacio y se podrá llevar a todos lados”, comentó Okajima.

La composición química de las estrellas fugaces sigue siendo un secreto, pero en teoría la empresa debería poder cambiar los colores de cada pelota para tener una lluvia colorida.

“Este proyecto tiene como objetivo unir a personas de todo el mundo para que sean testigos de una experiencia colectiva sin precedentes. Además, los datos recopilados a través de este proyecto serán útiles para predecir el camino de los satélites y los objetos artificiales a medida que reingresan a la atmósfera de la Tierra”, cuenta la firma en su página oficial.

La proyección de estrellas y meteoritos puede ser solicitada por cualquiera, aunque la firma ha dicho que apunta a grandes ciudades como Nueva York, parques de diversiones, conciertos o incluso bodas; sin embargo, aún no se revela el costo de este servicio.