Frente a tienda Ley macetas llenas con agua, riesgo de dengue

* Vecinos en la zona de la calle Uruguay casi en donde se ubica el Teatro Vallarta, denuncian la existencia de varias macetas llenas de agua, lo cual propicia que se desarrollen los moscos portadores de dengue...

Por Mauricio Lira Camacho
Noticiaspv

Frente a la tienda Ley, existen algunas macetas llenas de agua, representan verdadero riesgo para la proliferación del dengue principalmente.

Asi lo denuncian vecinos, en la zona de la calle Uruguay, casi esquina en donde se ubica el Teatro Vallarta, quienes aseguran existen macetas llenas del vital líquido producto de las constantes lluvias que han caído en la región, lo cual propicia que se desarrollen los moscos portadores del dengue, zika y chikungunya.

Hace algunos días, varias amas de casa destacaron ante este informativo, el problema que se genera con recipientes que contienen demasiada agua.

Lo que a decir de las propias autoridades sanitarias, son riesgos de que ocurran problemas de transmisión de este tipo de enfermedades.

Casi todo el año, pero básicamente en los meses de junio a septiembre, brigadas de la octava jurisdicción sanitaria,realizan visitas domiciliarias, a efecto de informar a los vecinos la importancia de no acumular agua, sobre todo de lluvia, en recipientes ya que se les explica, es la condición natural para el nacimiento y desarrollo de los moscos portadores de estas enfermedades descrtitas anteriormente.

Negocios como talleres mecánicos, que tienen en su poder llantas a la intemperie, o deshuasaderos, tienen bastantes reductos de almacenamiento de agua, propicio para estos moscos.

En esta temporada de mayor algides por las lluvias, se presentan cada vez más los casos de acumulamiento de vital líquido, por lo que las visitas domicialiarias de los brigadistas aumenta de manera considerable.

Cabe destacar, durante las épocas de lluvia, las densidades del mosquito se incrementan como consecuencia de la disponibilidad de un número mayor de criaderos, además otro problema que propicia la reproducción de este vector es el almacenamiento de agua, sea por circunstancias naturales, por deficiencia en la red de suministro de agua.

Esto favorece al incremento del número de mosquitos y al desarrollo de epidemias.

Cada hembra deposita un reducido número de huevos en distintos recipientes (200 durante todo su mes de vida), y debe alimentarse de sangre para que maduren los huevos. Una vez que las hembras depositan los huevos, éstos de menos de 1 mm de largo se adhieren a las paredes internas de los recipientes a la altura de la interfase aire-agua e inicialmente de color blanco se vuelven negros con el desarrollo del embrión. Para que se desarrollen por completo y pasen a la fase larval necesitan de dos a tres días con mucha humedad, pero si durante ese período los huevos se quedan secos se debilitan y los embriones mueren. Luego de este período y una vez que se completó el desarrollo embrionario, los huevos son capaces de resistir a la desecación y a las temperaturas extremas, con una resistencia de hasta un año. Esta capacidad de resistencia es uno de los mayores obstáculos para la erradicación de Ae. Aegypti, ya que de esta manera pueden ser trasladados a grandes distancias en recipientes que no contienen líquidos.