Hay Responsables de la Inundación de Azul Turquesa José Gómez el Principal

*El director de Protección Civil, Marco Villegas, el director de Obras Públicas, Job Cortés, la empresa agricultora, Pioneer, el agricultor, Joaquín Baeza y la constructora del fraccionamiento Azul Turquesa, así como la dirección de Desarrollo Urbano y Ecología. Los daños ocasionados a las familias se calcula, rebasan los 500 mil pesos por la pérdida de sus enseres domésticos...

Por Paty Aguilar

En las primeras horas del lunes 4 de septiembre 2017, el fraccionamiento Azul Turquesa de la comunidad de San José del Valle, Bahía de Banderas, Nayarit, se inundó debido a una fuerte tormenta que se precipito durante varias horas lo que generó que los dos importantes drenes que pasan aledaños a esta zona donde se construyó este fraccionamiento, su creciente bajara con muchísima agua y fuerza, sin embargo, uno de ellos se desbordó; el dren Garra de Cuero. Pero no se desbordó por el exceso de agua, sino porque tenía un tapón dentro del predio del empresario de Puerto Vallarta, Joaquín Baeza, lo que provocó la inusitada inundación que afectó a más de 70 familias.

Joaquín Baeza, tiene un viejo conflicto con la CONAGUA, en el cual, exige se le pague la parte del dren Garra de Cuero, que pasa por la orilla de su predio, motivo por el cual, sin importarle las consecuencias, tumbó los bordos del dren para aprovecharlos y sembrar arroz y no conforme con ello, rentó parte de esta tierra a la empresa Pionner y esta delimitó la parcela, pero también colocó la malla ciclónica sobre este dren, donde ya Joaquín Baeza, también lo tenía invadido con estructuras para crianza de animales y aunque en varias ocasiones la Asociación de Usuarios de Agua de Valle de Banderas y la CONAGUA, le hizo saber que debía abrir dicho dren, hizo caso omiso con el argumento de que no se le había pagado esta parte de su tierra.

Sin embargo, cabe aclarar, que este dren estuvo taponeado de esa forma por mucho tiempo sin tener ningún problema de desbordamiento, pero si hubo peticiones oficiales al empresario para que quitara dicho tapón, esto para prevenir, precisamente, el desbordamiento del dren ante lluvias copiosas como la que cayó el lunes 4 de septiembre en la madrugada y a ello se sumó la irresponsabilidad de la empresa Pioneer que hace como un año colocó malla ciclónica en dicho dren para delimitar su tierra rentada a Joaquín Baeza, con lo cual el tapón se fortaleció y el dren se desbordó hacia las parcelas hasta llegar al fraccionamiento Azul Turquesa con las consecuencias ya reportadas oportunamente en su momento.

El regidor, Omar Guerra, también presidente de la Asociación de Usuarios del Agua de Valle de Banderas, hizo del conocimiento de esta situación al IX Ayuntamiento de Bahía de Banderas, pero no solo de este dren, sino de otros tantos que no fueron desazolvados para este temporal de lluvias por parte de Obras Públicas que dirige, Jacob Cortés y la dirección de Protección Civil, que dirige, el médico, Marco Villegas, también hicieron caso omiso para desazolvar los drenes, incluso, en la segunda inundación de este fraccionamiento, se le llamo a estos directores para que ayudaran a dictaminar y quitar el tapón con maquinaria del Ayuntamiento, pero hicieron caso omiso, así que estas familias e volvieron a inundar.

El alcalde, José Gómez Pérez, en todo momento tuvo conocimiento de la situación y nada hizo al respecto, fue que luego de que personal de la CONAGUA de Tepic, realizará un recorrido por el lugar, que se obligó al empresario a quitar dicho tapón, fue así que ingresaron al predio privado y con maquinaria pesada se tumbó completamente el tapón, sin embargo, el riesgo sigue latente ya que por dentro del predio el dren no tiene bordo porque la tierra fue nivelada para sembrar arroz, así que el agua de lluvia que corre a esta altura del dren prácticamente baja lisa y llanamente sobre la parcela hasta llegar a la carretera San Juan de Abajo/Mezcales la cual es atravesada con un tubo que no es suficiente para desaguar el área ante la precipitación de lluvias de esta magnitud.

En el caso de la constructora del fraccionamiento Azul Turquesa, su responsabilidad es mayúscula junto con la dirección de Desarrollo Urbano y Ecología que aprobó los planos de este desarrollo habitacional totalmente fuera de toda lógica hidráulica de la zona. Y es que este fraccionamiento, planeo la salida de agua fluvial hacia la carretera San Juan de Abajo/Mezcales por donde se hizo un dren para dirigir esta agua hacia el dren del Rosario que baja entre el fraccionamiento Santa Fe y Azul Turquesa, cuando desde un principio, debió haberse planeado la salida de esta agua de manera directa a este dren sin rodear hacia la carretera, sino directamente de sus calles ya que el dren pasa aledaño a este fraccionamiento. Este plano fue aprobado por Desarrollo Urbano y Ecología, durante el trienio de Rafael Cervantes Padilla.

El alcalde, José Gómez, se ha hecho ojo de hormiga, al igual que sus funcionarios, ya solo les quedan 5 días de trabajo y prácticamente aventaron la toalla, no fueron capaces de organizar a esta familias para restituirles los daños que les causaron con el deslinde de responsabilidades de parte de todos los actores antes mencionados donde también nos faltó mencionar al INFONAVIT, puesto que este Instituto de la Vivienda, también debió de supervisar la obra del fraccionamiento antes de pagar a la constructora al aceptar la viabilidad de habitar las casas y departamentos, nunca se dieron cuenta que la salida del agua fluvial, la estaban haciendo en sentido contrario del nivel natural de la tierra y en todo caso de que si hayan dado cuenta, debieron cerciorarse de que se haya construido una obra hidráulica efectiva para sacar esta agua hasta el dren del Rosario por la lateral de la carretera.

Donde por cierto, dicho dren que se hizo por la lateral de la carretera, no fue desazolvado por parte del IX Ayuntamiento y de pilón también tenía un taponamiento que fue aprobado por Desarrollo Urbano en favor del profesor, Martín Estrada, del Movimiento para la Vivienda, que le fue permitido meter un enorme tubo para hacer un puente de tierra vehicular para poder pasar a los terrenos que está vendiendo frente a Santa Fe, a un costado de este dren del Rosario, motivo por el cual, también tuvo que ser quitado con maquinaria para que el agua de lluvia pudiera pasar y desaguar así más rápidamente el fraccionamiento Azul Turquesa.

Así que lo que falta es que las familias damnificadas se organicen, hagan una lista de sus enseres domésticos que perdieron para que todos los responsables les resarzan sus daños. Por cierto, este lunes 11 de septiembre 2017, todavía varias familias están sacando al sol lo que les quedó y tirando a la basura lo que se les destruyó con la inundación y es que trata de padres de familia que deben salir a trabajar y en sus ratos libres siguen limpiando sus casas.