Ignora José Gómez Reclamo de Vecinos de Tondoroque

· Por calles de Tondoroque pasan hasta 30 trompos de concreto al día que levantan una polvareda que afecta los bronquios de adultos mayores y niño. El Ejido de San Vicente, pidió la intervención del alcalde, José Gómez, desde el pasado mes de diciembre, pero la respuesta ha sido nula.

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Desde el año pasado, vecinos del Tondoroque empezaron a tener problemas de salud debido a que a raíz de que empezó la etapa de la construcción de ballenas de concreto para la obra del puente de paso del crucero de Mezcales, la concretera Cruz Azul, para evitar topes de la avenida de acceso a este poblado y gasto de diésel, empezó a utilizar la calle Nayarit que no está pavimentada ni asfaltada, por lo que la polvareda que levantan estos camiones tipo trompo, desde entonces, están afectando la salud de los vecinos de esas calles, principalmente, adultos mayores y niños. Así lo dio a conocer, Juan Díaz, ex juez auxiliar y actualmente, presidente del Grupo de la Tercera Edad La Experiencia de los Años.

Los primeros días y semanas, vecinos afectados hablaron con la concretera, pero poco o nada hizo al respecto, a petición de un médico de la localidad, lo que paso fue que solo recorrieron una calle para dar vuelta y evitar dañar con la polvareda el consultorio, sin embargo, los reclamos de los demás vecinos que han pedido que estos camiones no circulen por sus calles o bien las rieguen todos los días, no han sido escuchados.

Ante esta grave situación de salud pública, porque ya hay varios adultos mayores y niños enfermos de los bronquios, según informó Juan Díaz, se pidió ayuda al Ejido de San Vicente, para que a través de ellos se solicitara el apoyo del alcalde, José Gómez Pérez, motivo por el cual, se le envió un oficio con más de 200 firmas con copia al director de Obras Públicas, Jacob Cortés Ledezma, para tal fin el pasado día 5 de diciembre 2016, pero hasta la fecha, no hubo respuesta, han hecho oídos sordos para exigir a la concretera evite pasar por este pueblo o bien que les exijan regar las calles diariamente.

Pero el daño no solo se le hace a las familias, sino también a las calles y al concreto del acceso principal a Tondoroque y la calle Nayarit y otras, las placas ya presenta fractura por el peso de los camiones y el cierre inconcluso de dicho concreto al caer a dicha calle de tierra.

Cabe mencionar que ya una señora de la tercera edad fue llevada al DIF Municipal para que le ayudaran con sus medicamentos porque ya escupe sangre y otra persona también de la tercera edad, no sale del hospital por afectaciones de sus bronquios, y es que, según comentó, Juan Díaz, que por los mismos motivos está enfermo de sus bronquios, el excremento y orina de los perros callejeros aumentan la grave situación de salud, porque la tolvanera levanta estas partículas que de manera obligada son respiradas por los vecinos afectados, además de que ya han sido atropellados tres perros y están con el peligro de que atropellen también a niños que gustan de jugar en la calle incluso demás pobladores del Tondoroque.

Señaló que esta situación se puede corregir pero se requiere la intervención del Ayuntamiento porque hay manera de que esos camiones que pasan por su pueblo circulen por calles que tienen otro tipo de material que tienen grava arena, aunque lo ideal es que esos camiones dejen de circular por el pueblo.

Explicó que dichos camiones trompo, para no dar la vuelta hasta Mezcales, entran a Tondoroque y para evitar los topes de la avenida principal, dan vuelta en la calle Nayarit, luego dan vuelta por la calle Analco, cruzan el arroyo, le dan vuelta a la derecha por un costado del arroyo, la cual ya está llena de baches hasta llegar a donde se están construyendo las vigas de concreto del puente en construcción de Mezcales.

Finalmente, Juan Díaz, señaló que lo que quieren es que esta empresa o el Ayuntamiento compongan las calles y los camiones le den por otro lado. Incluso, dijo, el juez auxiliar ya le pidió a la empresa que pasen por otro lado, pero tampoco le han hecho caso.