Muere una Joven en Brutal Accidente

*Acababa de llegar al puerto para comenzar a trabajar en Nuevo Vallarta.

Por la Redacción de NoticiasPV.com

Brutal y sangriento accidente ocurrió sobre la peligrosa avenida principal, a la altura de la colonia Guadalupe Victoria, en donde el saldo fue de tres jovencitas lesionadas, una de las cuales murió cuando recibía atención médica especializada.

Del conductor las autoridades no saben su paradero, aunque existen documentos a nombre de una persona que ahora es investigada por las autoridades judiciales.

Por el momento se dio a conocer que la joven que murió Abad Ontiveros Hernández de 27 años, originaria de Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero, misma que estaba trabajando en un hotel de Nuevo Vallarta, en donde actualmente estaba hospedada.

De acuerdo a lo informado en torno a los hechos, se dio a conocer que agentes de la unidad de Tránsito Municipal PT-59, fueron enterados por Base Care, que a las 03:48 horas, por la carretera 200 a la altura de la calle Justo Corro en la colonia Guadalupe Victoria, se encontraba un choque con personas lesionadas.

Al llegar al lugar, los agentes se dieron cuenta que se trataba de un choque con personas lesionadas, ya que el vehículo se había impactado contra un semáforo y en el interior se encontraban tres personas del sexo femenino, dos de ellas en los asientos traseros y la otra en el asiento delantero lado del copiloto, esta se encontraba prensada e inconsciente y las dos femeninas que se encontraban en la parte posterior, se encontraban conscientes por lo que de inmediato los agentes procedieron a solicitar los cuerpos de rescate.

Al lugar acudieron elementos del cuerpo de Bomberos en las unidades B-42, B-14 y B-53, al mando del tercer oficial José Gabriel López Cortez, apoyado por los elementos Gerardo Castillón, Manuel Santana Rodríguez, Rocío Sánchez Hernández, Rogelio Nava Bravo, Josué de Jesús Rodríguez Santana y el agente Gerardo Garcebada Espinosa.

También llegaron las unidades PV-168 a cargo del primer oficial Jesús Ramírez Gómez, de Tránsito Municipal PT-59 a cargo de primer oficial Eleodoro García Reinoso, la PV-106 a cargo de Arturo García Reinoso y la ambulancia de Cruz Roja, JAL-363 a cargo de Juan Carlos Casa.

Al arribar al lugar, observaron todos que se trataba de un vehículo Volkswagen, tipo Beatle, color amarillo, placas de Texas, así como el registro de ONAPPAFA H70-CMF.

Este vehículo se había impactado contra el semáforo de dicho cruce, el cual derribó para enseguida seguir dando vueltas, hasta quedar sobre la avenida principal.

Los paramédicos se dieron cuenta de que en el auto viajaban 3 persona del sexo femenino, siendo Teresa Ontiveros Hernández, de 21 años, quien refería dolor en clavícula derecha, Semey Ontiveros Hernández, de 23 años, con posible fractura de brazo y fémur derecho.

Asimismo, Abad Ontiveros Hernández, de 27 años, quien se encontraba en el interior del vehículo colisionado inconsciente, puesto que el golpe lo recibió el auto del lado izquierdo y prácticamente Abad había estrellado su cuerpo contra el poste.

Ante estos hechos, los paramédicos procedieron a inmovilizarla de las cervicales, para luego sacarla del mismo, una vez inmovilizada y abordada en la unidad B-53, procedieron a trasladarla al hospital Ameri Med, para su estabilización, debido a que presentaba lesiones, no compatibles con la vida, como lo son probable fractura de cervicales, de mandíbula interior y zigomático del lado derecho.

Al arribar al hospital, la recibió el doctor Fernando Márquez, quien realiza maniobras de salvamento medico, sin éxito, decretando hora de defunción, a las 05:37 hora.

Mientras tanto en el lugar, los agentes se entrevistaron con Teresa Ontiveros Hernández, quien informó que del conductor ignora los generales del mismo, puesto que se trataba de un amigo, pero que después del accidente, se bajó y se fue corriendo hacia la colonia.

Los oficiales se dieron cuenta que del interior del vehículo se encontró una credencial emitida por la Onapafa, A.C. a nombre de Salvador Pérez Ramírez, con una fotografía en la parte inferior derecha emborrada y en el adverso los datos del vehículo en mención.

Al parecer, el auto se encontraba en proceso de regularización, por lo que todo lo anterior quedó a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común, quien fue enterado en torno a la muerte de la jovencita.