Mujer se murió afuera de clínica 42 del IMSS

*La familia se molestó porque nadie del personal médico salió a revisarla *La trajeron de urgencia desde Llano Grande...

Por Adrián De los Santos
NOTICIASPV.COM

Una persona del sexo femenino, quien era trasladada del poblado de Llano Grande, en el municipio de Tomatlán hacia esta ciudad, murió en las afueras de la clínica 42 del Seguro Social en Puerto Vallarta.

Se trata de la señora Juana Pelayo Dueñas, de 59 años de edad, quien era vecina de dicha población, de donde venía presentando una enfermedad que la mantenía delicada de salud y que lamentablemente acabó con su vida esta madrugada.

Fue poco antes de la una de la mañana de hoy, cuando elementos de la Policía Municipal fueron alertados acerca de personas agresivas en las afueras de la clínica 42 del IMSS, por el área de la entrada a urgencias.

Al llegar los agentes en varias unidades, se dieron cuenta de que muchas personas estaban llorando en los alrededores de una camioneta Jeep, Patriot, color tinto con placas de Nuevo León.

En el asiento del copiloto yacía una persona que no reaccionaba, informando uno de sus familiares que traían a la señora Juana Pelayo a esta ciudad debido a que tenía una cita con su médico familiar.

Sin embargo, que al llegar al poblado de Boca de Tomatlán, la mujer cayó en paro y a pesar de que las personas la reanimaron, la declararon in vida, pero aún así llegaron al IMSS, donde explicaron lo que sucedía, pero ni así salió alguien a revisar a la paciente.

Los agentes pidieron la presencia de una ambulancia, llegando en este caso la B-64, procediendo a revisar a la paciente que estaba de copiloto en la Patriot, pero la declararon sin vida.

Ante estos hechos, el lugar fue acordonado, los agentes dieron aviso al agente del Ministerio Público, pero la familia determinó mejor ya dejaran descansar a la mujer y determinaron que no intervinieran las autoridades, hecho por el cual el personal de Fiscalía solo les dieron los pasos a seguir, pues bajo el argumento de que la mujer cuenta con un historial clínico, determinaron la muerte como causa natural, haciéndose cargo del cuerpo, el personal de una funeraria, en este caso La Peña.