Liberan a Empresario Secuestrado en El Pitillal; Había Denunciado Grupos Criminales

*Se trata de Don Crispín, dueño de la tequilera de las Juntas y de Canopy del Edén. Hace poco más de un año ofreció una rueda de prensa donde informó sobre la presencia de grupos criminales en el poblado de Mismaloya, cerca del Edén; a un año y tres meses fue secuestrado, pero gracias a una voz que reveló donde estaba sigue vive y contando la historia de su vida.

Por la Redacción de NoticiasPV.com

Esta madrugada, agentes de la Policía Investigadora del estado, lograron rescatar sano y salvo, al empresario Crispín Mejía Leyva, quien fue privado de su libertad hace más de un mes, en la delegación de El Pitillal.

De acuerdo a lo poco informado en el lugar de los hechos, aproximadamente hace un mes y medio, Crispín Mejía Leyva, quien es propietario del Canopy El Edén, así como de la tequilera Don Crispín, asentada en Las Juntas y los Veranos, estaba en su nuevo negocio, localizado en la entrada a la delegación de El Pitillal, sobre la calle Emiliano Zapata y Callejón Juárez.

En momento dado salió de su negocio y se fue hacia la calle 5 de septiembre, ahí frente al Ejido El Pitillal, en donde había dejado estacionada su camioneta, sin embargo, antes de abordarla, fue interceptado por una camioneta Yukon, en color blanco, así como una camioneta Caravan, de la cual nos se dio a conocer más detalles.

Vecinos del lugar de los hechos, argumentaron que escucharon un disparo de arma de fuego y entonces salieron, dándose cuenta de que varios sujetos que portaban armas cortas y largas, estaban forcejeando con una persona, a quien le efectuaban un disparo para que se calmara, pero que no vieron si le pegaron o no.

De acuerdo a lo informado en torno a estos hechos, fue a eso de las dos y media de la mañana de este jueves, cuando elementos de la Policía Investigadora fueron enterados por otro grupo que andaban trabajando en la calle, que tenían informes en torno a un lugar en donde pudieran tener al empresario Vallartense Crispín Mejía Leyva.

Ante estos hechos el comandante de la Policía Investigadora, se apoyó con todo su personal operativo y se enfilaron a varios lugares, en donde llevaban a cabo las investigaciones que poco a poco los llevaron hasta la colonia Linda Vista Océano.

En ese lugar los agentes comenzaron a buscar en los terrenos baldíos y en las calles de esa colonia, detectando que en la calle Bellavista, en el número 657, estaba una casa en construcción.

Al acercarse los agentes, aluzaron al interior y se dieron cuenta de que ahí estaba una persona del sexo masculino, el cual estaba amarrado de sus manos con cinta gris, así como con unas esposas, su cara estaba tapada con un pañuelo color azul.

Los investigadores aseguraron el perímetro y al entrar, se dieron cuenta de que la persona se asustaba, por lo que le dijeron que estuviera tranquilo, que eran agentes de la Policía Investigadora y que todo estaba tranquilo.

Le quitaron las esposas, así como la cinta gris, su cara fue descubierta, se trataba de Don Crispín Mejía Leyva, quien estaba aturdido y confundido por lo que pasaba, por lo que el comandante de la Policía Investigadora le dio confianza, le pidió que se tranquilizara y después, poco a poco comenzó a hablar y lo primero que pudo decir, que “¡gracias! gracias de verdad por salvarme”.

Se notaba delgado, cansado, aun con miedo, sus palabras eran pocas, pero serenas, “pensé que me traían a matar”, fue lo que dijo, luego se quedó serio, los investigadores fueron prudentes y en esos momentos no le preguntaron más

Al lugar de los hechos acudieron peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, así como el agente del Ministerio Público de asuntos especiales, licenciado Oswaldo Delgadillo Villanueva, quien dio inicio a la correspondiente averiguación previa.

ANTECEDENTES

Fue precisamente Mejía Leyva quien había denunciado ante todos los medios de comunicación en la localidad y corresponsales, el pasado 19 de abril del 2010,  la presencia de un grupo armado en el punto de Mismaloya, incluida la disputa de tierra en la zona; en esa ocasión la rueda de prensa también la ofreció su abogado Rubén Rodríguez García, quien puso al descubierto la participación de una mujer de nombre, Alma Rosa Sanabria Estrada, relacionada con fraudes diversos cometidos contra personas en la delegación de Las Juntas.

En esa ocasión Mejía Leyva apareció ante los medios y realizó las siguientes denuncias:

“Vecinos, residentes y moradores denuncian que en el predio de la invasión denominado El Venado, en el poblado de Mismaloya al sur de Puerto Vallarta, podría operar y entrenar un grupo armado perteneciente al crimen organizado. Este terreno fue invadido con lujo de violencia hace cuatro años y desde entonces hay un juicio por despojo, promovido por abogados y de quien dice ser legítimo poseedor de las 148 hectáreas de terreno antes citado.

Posesión que recae en la persona del empresario del ramo de la prestación de servicios turísticos, Crispín Mejía Leyva.

A lo largo de cuatro años ha habido tensión entre ambas partes, clima que aumenta lamentablemente una vez que el pasado 8 de abril en la ciudad de Guadalajara, fue aprehendido José Santos Salas González, presunto líder del grupo que encabezó la invasión, según la denuncia asentada en la averiguación 2685/2006 ante la autoridad correspondiente.

Tanto Rubén Rodríguez abogado de Crispín Mejía han sido objeto de amenazas de muerte, de los integrantes del grupo mencionado, que siguen libres, aunque en la denuncia 242/2010, se incluyen nombres y domicilios de al menos otros cinco integrantes de la banda de al parecer ex militares.

En rueda de prensa, el abogado Rubén Rodríguez García pone al descubierto también la participación de una mujer de nombre, Alma Rosa Sanabria Estrada, relacionada con fraudes diversos cometidos contra personas en la delegación de Las Juntas.

Rubén Rodríguez García, abogado de Crispín Mejía Leyva, por más de 25 años en Puerto Vallarta destacó que el Edén donde se filmó una película muy famosa es una zona que ha alcanzado a nivel nacional e internacional, un lugar predominante en el mundo del turismo.

A raíz del éxito de la zona, donde se ubica Mismaloya que se trata de 4 kilómetros parte alta, ha sido el “boom” de crecimiento y de predilección de la gente y turistas.

A la par, han surgido personas que reclaman ser dueños de determinadas zonas y hectáreas, pero Crispín Mejía ha acreditado la propiedad de manera fehaciente.

De ahí fracciones como El Venado también es objeto de intereses del propio ejido y otras personas.

Los hechos violentos de la irrupción de manera sorpresiva en 148 hectáreas de un terreno, propiedad de Crispín Mejía ocurrieron hace cuatro años un 15 de junio del 2006.

Acto encabezado por José Santos Salas González y Daniel Martínez Iglesias quienes se ostentan hoy como teniente coronel y general de las fuerzas armadas.

Fuimos despojados, formé parte de la posesión de ese terreno, aclara el abogado, cuando relata llegaron 12 sujetos fuertemente armados que se hicieron pasar por policías judiciales federales con logotipos y camionetas.

Comandantes de la judicial, entre ellos iba el señor José Santos Salas González traía un auto marca Jetta y armas largas.

Había maquinaria, porque en breve se iba a abrir un restaurante estaba todo listo para la inauguración, pero por este incidente todo se vino abajo.

Teníamos todo listo en equipo valuado en 120 mil pesos, pero este grupo todo se los llevó vinos y mobiliario. Desde ahí comenzaron los problemas, un día después de los hechos se levanta la denuncia ante un notario se da fe de los hechos, estando incluso la gente invasora dentro de las instalaciones.

Ahí está todo en declaración de la averiguación previa que es la número 2685/2006, en la agencia número 1, se inicia la investigación hay un desahogo de la prueba de ministerio.

Hasta que se llega al desahogo de la orden de aprehensión que fue cumplimentada en la ciudad de Guadalajara recientemente y se logra la captura de José Santos Salas González por efectivos de la procuraduría general de justicia de Jalisco, PGJE. Cae al juzgado segundo de lo penal, bajo el expediente 242/2010, con la licenciada Gabriela Alejandra Enriquez Serrano, y es la encargada que llevará el proceso penal. Serán las pruebas y lo que se dictamine, para llegar hasta sus últimas consecuencias, dijo el abogado.

El abogado Rubén Rodríguez relata que tuvo conversaciones con quien de ostenta como militar José Santos Salas González, hoy recluido en un penal en Jalisco, con quien tocó temas fuertes.

Él (Santos Salas), refiere Rodríguez le comentó abre un parte aguas al advertir no sabían contra quien se están enfrentando. El temor no lo hay pues lo enfrentamos, expone, y estas personas señaladas están dentro del terreno el cual invadieron hace cuatro años.

Estamos peleando por el juicio penal y no civil, del despojo, se pedirá la restitución del predio porque fuimos despojados, no tenemos hasta ahorita ningún juicio civil.

Explicó que por la vía penal tienen los elementos suficientes de prueba, añadió que tuvo amenazas de Santos Salas quien le envió un documento por escrito en el que le manifestaba tenían ubicada a su familia, lo mantenían constantemente vigilado, ahí es donde dice uno, que pasa, porque la moda hoy son levantones a los abogados.

Por ello, el motivo de la rueda de prensa, denunciar los hechos y pedir ayuda de los tres niveles de gobierno. Cuando es un asunto legal lo enfrentas, pero con amenazas de muerte se salen de toda canonjía, uno nunca sabe contra quien se enfrenta.

“Estas personas no son papitas que se comen y ya”.

Sabemos el terreno que estamos pisando, porque con los antecedentes que tenemos de estas personas, por principio de cuentas de José Santos Salas González y Daniel Martínez Iglesias, son muy difíciles, de hecho, “por los comentarios es que forman parte del grupo de los Zetas, porque hay ex militares y se ostentan activos buscamos información aquí, pero nos dicen que estas personas ya no son activos, entonces porque se ostentan con uniformes militares”.

Fueron varias reuniones así en la que estas personas se muestran nerviosos, hemos vivido en constante tensión, para llegar al Edén, saben que es propicio el lugar para emboscadas, ha habido dos intentos, es un lugar solitario para una situación sorpresiva de ataque.

Agregó el abogado enfrentan los hechos, sin rehuir a lo que venga, sabiendo incluso que la gente armada que invadió el terreno hace cuatro años, ahí está, pero hay un juicio, además si hay vigilancia de la policía pero no se puede hacer nada pues tienen la portación de arma bajo permiso.

En este terreno invadido de 148 hectáreas hay una construcción donde este grupo vive y colocaron un alambrado. Ellos están en postura de invasión y hasta que no termine el juicio, comenta el abogado.
– Quién presume podrían ser Zetas
– Es una situación difícil porque han estado llegando grupos de jóvenes de pelo corte tipo militar de hecho ahí los han de estar hasta entrenando, se hacen acciones y uno se pregunta qué hacen y de donde vienen, es un alto riesgo

El abogado describe a José Santos Salas González como una persona de 56 años, aquí tenemos su identificación y hasta copia de la credencia del IFE, la cual mostró a los medios en rueda de prensa. También habló de una persona de nombre, Alma Rosa Sanabria Estrada, quien le hace entrada a José Santos Salas González, supuestamente en una negociación entre ambos por cuestiones de tierras.

Alma Rosa Sanabria Estrada cabe destacar tiene historial negro en presuntos actos de corrupción en la venta de tierras en la delegación de Las Juntas.

Acerca de la detención de José Santos Salas, dijo, ésta se hizo el jueves 8 de abril a las 19 horas en un restaurante de Guadalajara, en esa reunión que se estaba llevando a cabo entre ambas partes, se supo.

Mediante una orden de aprehensión de la procuraduría de justicia del estado, dijo.

Ahí se expuso un plano en el que ya plantean como propiedad el terreno hoy en conflicto, en esta reunión estaban presentes también representantes ejidales de la zona.

A nosotros nos pidieron desestimiento de la denuncia, cosa que no hicimos, por el contrario se cumplimentó la orden de aprehensión, en la que participó 18 hombres.

Los hombres opusieron resistencia a la orden, aún cuando fue solamente contra Salas aunque el proceso va contra cinco más.
Tras la aprehensión, vienen las amenazas de muerte, otra vez.

Se espera que este lunes a Salas le sea tomada la declaración preparatoria, con el expediente 242/2010, estamos en espera que se desahoguen las pruebas correspondientes.

Dijo que el código penal establece hasta 20 años de cárcel por el delito de despojo y de robo un poco más alto, esperamos haya justicia. Esperamos la sentencia condenatoria”.