Reclamaron el cadáver de joven que tragó veneno para suicidarse

*Era avecindado de San Juan de Abajo quien fue identificado oficialmente por sus familiares ante las autoridades correspondientes...
NOTAS RELACIONADAS

Por José Luis Preciado Trujillo
#NOTICIASPV.COM

Joven de 20 años de edad que murió envenenado en el hospital de San Francisco, ya fue identificado por sus familiares, quienes reclamaron su cuerpo para llevárselo al estado de Michoacán y darle cristiana sepultura.

Se trata de Jesús Alfredo Álvarez, de 20 años, quien había sido reportado como desaparecido por sus familiares, el cual fue encontrado en mal estado de salud el pasado martes por la noche, en una playa del pueblo mágico de Sayulita, Nayarit, por paramédicos de una ambulancia privada, los cuales luego de brindarle los primeros auxilios y de percatarse que el mismo había tragado una fuerte dosis de veneno para tratar de quitarse la vida, rápidamente lo subieron a la unidad de emergencias y lo trasladaron al hospital de San Francisco, en donde fue ingresado a la sala de urgencias para su atención médica.

Se dio a conocer de manera extraoficial al ingreso al hospital, que el joven de 20 años, al ser encontrado en la playa de Sayulita, aun traía en su poder un envase con tabletas de Phostoxin, un mortal pesticida, muy volátil, de las que según dijo en su momento y aún con vida el hoy occiso, a los paramédicos que lo atendieron, que había ingerido dos pastillas de ellas para quitarse la vida, por lo que inmediatamente fue atendido por el personal médico y enfermeras, pero ya nada pudieron hacer por él, porque murió a los pocos minutos de haber ingresado al nosocomio.

Según se conoce de fuentes extraoficiales, que el joven identificado en ese momento solo con el nombre de Alfredo, presentaba una fuerte intoxicación por ingerir el mortal veneno, que resultó muy volátil y que se gasifico rápidamente en el área del hospital Dr. Reynaldo Saucedo y Andrade, por lo que tuvieron que evacuar para que no fuera a registrarse una intoxicación masiva en los pacientes que ahí se encontraban internados, pues se contamino gran parte del nosocomio.

Las autoridades policiacas fueron informados del deceso del joven, quien antes de morir dijo que era de San Juan de Abajo, haciéndose cargo de las investigaciones el personal de la Fiscalía General del Estado, los cuales ordenaron el levantamiento del cadáver que se llevaron a las instalaciones de la funeraria San José, ubicada en Bucerías.

Hasta ese lugar acudieron más tarde unas personas que dijeron ser sus familiares, identificándolo ante el agente del Ministerio Publico, como quien en vida llevara el nombre de Jesús Alfredo Álvarez, de 20 años de edad, avecindado en el poblado de San Juan de Abajo, en una finca ubicada por la calle 5 de Mayo, entre Morelos y Francisco y Madero.

Su familia ya reclamaron los restos del joven suicida, de quien se conoce que fue trasladado hasta el estado de Michoacán, para darle cristiana sepultura.