Regidores en Chilpancingo usan nómina a discreción; síndico priista cobró $450 mil en un mes

*El síndico priista del municipio de Chilpancingo, Miguel Ángel Hernández Gómez...
NOTAS RELACIONADAS

proceso.com.mx

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El síndico priista del municipio de Chilpancingo, Miguel Ángel Hernández Gómez, utilizó recursos de la cuenta de “ingresos propios” del ayuntamiento capitalino para cobrar, en un solo mes, 450 mil pesos por concepto de “pago retroactivo salarial”.

Mientras, los regidores del PRD, Omar Chavarría Obeso y Nancy Cruz García, así como la edil por Morena, Erika González Amado y Patricia Reyes Mejía del Partido Humanista, ejercen una nómina mensual de 318 mil 482 pesos para el pago de 26 colaboradores y familiares directos habilitados como asesores y personal de apoyo de manera discrecional, según indican documentos oficiales.

Apro informó ayer que la cifra de “aviadores” en este ayuntamiento asciende a 800 personas, de acuerdo con reportes oficiales que exhiben compensaciones discrecionales en los salarios de algunos integrantes del gobierno local y muestran que la estructura del PRI está metida en la nómina municipal.

Los reportes refieren que en el caso de los síndicos priistas Miguel Ángel Hernández Gómez y Cristina Morales Nicolás, ambos perciben un sueldo mensual de 263 mil 560 pesos y los 12 regidores que integran la comuna de Chilpancingo ganan 127 mil 900 pesos cada uno.

Los mismos informes refieren que el pasado 3 y 10 de marzo, el exsecretario de Finanzas, Héctor Avilés García, y la actual tesorera municipal, María del Socorro López Bello, autorizaron -de manera inexplicable y en la opacidad- la entrega de 450 mil pesos al síndico del PRI, Miguel Ángel Hernández.

Los recursos salieron de la cuenta de Bancomer 0109951393 de “Ingresos propios 2017” del ayuntamiento de Chilpancingo, a través de dos cheques de 225 mil pesos cada uno y por concepto de “pago retroactivo” al funcionario municipal que ostenta un sueldo bruto de 236 mil 560 pesos mensuales, es decir, dos millones 838 mil 720 pesos anuales.

Incluso, en el formato de pago se hace constar que los 450 mil pesos fueron entregados al síndico priista, sin descontar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), señalan los documentos oficiales obtenidos por esta agencia.

La remuneración de este funcionario municipal supera el sueldo mensual del gobernador, Héctor Astudillo Flores, quien oficialmente dice cobrar 147 mil pesos.

El nepotismo opositor

Por su parte, el bloque opositor al PRI en el ayuntamiento de Chilpancingo, conformado por regidores del PRD, Morena y Partido Humanista, también se han asignado recursos extraordinarios de manera discrecional para el pago de asesores y personal de apoyo, entre ellos, familiares directos.

Por ejemplo, la regidora de Comercio, postulada por el Partido Humanista, Patricia Reyes Mejía, maneja una nómina mensual casi de 100 mil pesos para el pago de siete colaboradores, entre ellos, su hermana Fabiana Reyes Mejía, quien percibe un sueldo de más de 20 mil pesos al mes.
La regidora de Servicios Públicos postulada por Morena, Erika González Amado, gasta 78 mil 918 en siete colaboradores que tienen salarios de 12 mil a cinco mil pesos mensuales.

La regidora perredista de Seguridad Pública, Nancy Soraya Cruz García, esposa del exsecretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez –asesinado a tiros este año en Chilpancingo-, tiene cuatro colaboradores y su oficina gasta 46 mil 210 pesos en el mismo lapso.

En contraste, el regidor de Desarrollo Urbano, también postulado por el PRD, Omar Chavarría Obeso, tiene ocho colaboradores con sueldos que van de los 14 mil a cuatro mil mensuales y ejerce un gasto de 96 mil 442 pesos al mes.

Hasta el momento, el alcalde suplente de Chilpancingo, Jesús Tejeda Vargas, ha guardado silencio sobre esta situación, a pesar de que en noviembre pasado anunció que iba a depurar la lista de “aviadores” en el ayuntamiento que aumentó de 32 a 800 en sólo 30 días.