Reportan a pescador perdido en la ribera del río Ameca

*Temiendo lo peor, las autoridades ordenaron una búsqueda *Luego de unas horas de trabajo, les dijeron que la persona había regresado solo a su casa...
NOTAS RELACIONADAS

Por Adrián De los Santos
NOTICIASPV.COM

La tarde de este miércoles, un grupo de rescatistas pertenecientes a Protección Civil y Bomberos de Bahía de Banderas, organizaron una exhaustiva búsqueda sobre toda la ribera del río Ameca, desde el puente que divide a ambos municipios, hasta la desembocadura, esto luego de que a los números de emergencia se comunicó una mujer que angustiada decía que desde temprana hora, su hijo había salido a pescar a esa zona, pero debido a que no conocía, se había comunicado con ella diciéndole que se había perdido, luego de correr sobre la ribera ante la presencia de varios cocodrilos.

El reporte lo recibieron oficiales al filo de las 15:00 horas y tras ello, rápidamente una brigada al mando del comandante José Luis Martínez acudieron para así organizar recorridos tipo “barridos” sobre la ribera.

El grupo de rescatistas caminaron varios kilómetros hasta llegar por el lado de Bahía de Banderas, donde desemboca el río, sin que obtuvieran éxito en la búsqueda.

Luego de reagruparse, oficiales solicitaron permiso a autoridades de Puerto Vallarta, para ampliar la búsqueda, pero en esta ocasión por el lado de la playa de Boca de Tomates y así fue como el grupo de hombres decididos a pasar cualquier riesgo por salvar a la persona comenzaron a recorrer los peligrosos manglares ubicados a los costados de dicha playa.

Luego de casi una hora de búsqueda, los oficiales decidieron reagruparse de nuevo y fue entonces que la madre del presunto desaparecido, se comunicó de nuevo con los oficiales, mencionando que su hijo ya había llegado sano y salvo a su casa, el cual se había perdido, pero tras caminar varias horas, había podido reconocer el camino a su casa ubicada en la localidad de Mezcales.

Ante tales hechos, el grupo de rescatistas únicamente recogieron sus herramientas, abordaron sus vehículos y regresaron a su base de operaciones para quedar en espera de otro reporte por atender.