Roberto Sandoval deja Nayarit sin presupuesto operación de fuerzas federales

*El general Campos dijo que la Secretaría de Administración y Finanzas del estado, debe aclarar el destino de los recursos presupuestados para el rubro de seguridad...
NOTAS RELACIONADAS

elfinanciero.com.mx

TEPIC.- En un encuentro con diputados locales, el general Campos dijo que la Secretaría de Administración y Finanzas del estado, debe aclarar el destino de los recursos presupuestados para el rubro de seguridad, porque estos pudieron ser desviados a programas sociales.

Campos Huerta señaló que la dependencia a su cargo ya no tiene recursos para adquirir la gasolina de los 500 vehículos que han concentrado en Tepic -dejando sin ellos a los otros 19 municipios- para atender la oleada de enfrentamientos, homicidios y desapariciones que se han suscitado desde hace unas semanas.

El secretario de seguridad estimó que “se necesita mucho dinero” para mantener los operativos conjuntos con la Marina y las fuerzas militares, ya que a pesar de que son enviados por el gobierno federal, el pago de hoteles y alimentación, corre por cuenta del estatal; dijo que por cada efectivo se invierte al rededor de 1 millón de pesos, o más, si éste llega a caer en un enfrentamiento.

Además reconoció que en las fuerzas de seguridad estatal podrían existir personas infiltradas por la delincuencia organizada, pero que para detectarlas podrían pasar “muchos años y gastar mucho dinero para ello”, debido a que, precisó, se convierten en los mejores elementos y no hay indicios de sus vínculos con delincuentes.

Campos Huerta mencionó que los últimos acontecimientos de inseguridad en el estado, se debe a una reestructuración de los cárteles de la droga, ante caída de “Beltranes, el Chapo, el Lic y el Mini Lic”; sin embargo, informó que hace siete años -al inicio de este sexenio- operaban en Nayarit, los Beltrán Leyva y el Cártel del Pacífico, y según el FBI, resaltó, también los Zeta.

Ante este panorama, el funcionario previó que las policías estatales se encuentran rebasadas por la carencia de medios para atender la demanda de seguridad, de estos últimos días del sexenio Sandovalista