Se Murió Manejando

*La persona salió de un bar, iba a su casa pero sufrió el infarto fulminante y falleció *Se subió a una banqueta, donde quedó pisando el acelerador...

Por  Adrian De Los Santos

La noche de ayer perdió la vida una persona vecina de la colonia 5 de Diciembre, luego de que sufriera un infarto fulminante, cuando apenas había avanzado en su camioneta, con la intención de dirigirse a su domicilio.

La persona sufrió el infarto, lo que ocasionó que pisara el acelerador se su camioneta y se subiera a una banqueta, en donde quedó atorada, eso generó que los vecinos reportaran a las autoridades y a su llegada, se dieron cuenta de que la persona estaba sufriendo un ataque al corazón.

Los hechos fueron reportados a eso de las 21:40 horas, en el sentido de que en la esquina de Paraguay y Honduras, una camioneta se había subido a la banqueta y estaba embancada, que la llanta seguía dando vueltas y estaba saliendo mucho humo.

Al lugar llegaron agentes de la Policía Turística y oficiales del departamento de Tránsito, mismos que se dieron cuenta de que se trataba de una camioneta Voyaguer, en color blanco, con placas de Jalisco, detectado que dentro estaba una persona del sexo masculino, con un ataque al corazón.

Los agentes pidieron la ayuda médica, al mismo tiempo que apagaron el motor de la camioneta, llegando rápidamente las ambulancias B-64 y B-65, así como la unidad PC-10, procediendo los paramédicos a bajar a la persona para aplicarle la Respiración Cardio Pulmonar avanzado, pero pese a su esfuerzo, se dieron cuenta de que la persona había fallecido.

Al lugar llegaron unas personas que dijeron que el ahora occiso era don Manuel Porras, de 61 años, quien era vecino de la calle Chile, en la colonia 5 de diciembre, asimismo, que momentos antes acababa de salir de un bar que frecuentaba mucho.

No tardó en llegar el personal de las fiscalía, quienes al darse cuenta de que la persona había muerto de un infarto, tomaron nota de lo sucedido y dieron las recomendaciones a los amigos del ahora occiso para que se hicieran cargo del cuerpo, en tanto que el vehículo fue bajado de la baqueta y al ver que no había daños, también fue entregado a los amigos para evitar fuera llevada al corralón.