Se Suicidó el Cerrajero De la Delegación de Ixtapa

*Anoche lo encontró su hijo, cuando regresó de la escuela

Por Adrián De los Santos

La noche de ayer fue encontrado muerto en el interior de su domicilio, el cerrajero de la delegación de Ixtapa. Esta dentro de su domicilio, colgado del cuello con una soga, la persona había determinado acabar con su vida en esta fecha tan especial como lo es el 14 de febrero y de acuerdo a la carta póstuma que dejó, dedicó esta muerte a su familia, a quien al final insultó con una mentada de madre.

Las autoridades municipales llegaron al lugar de los hechos, en donde comenzaron con su trabajo, luego conservaron el lugar hasta la llegada del agente del Ministerio Público, quien se encargaría de dar fe y de ordenar el levantamiento del cuerpo sin vida.

Más tarde se daba a conocer que el ahora occiso era identificado como Francisco Copado Gómez, de 41 años de edad, el cual era de oficio cerrajero, con domicilio en el andador Tucán, en el número 112 del fraccionamiento Los Tamarindos, en la delegación de Ixtapa.

Acerca de estos hechos, se dio a conocer que fue a eso de las 22:30 horas de ayer, cuando elementos de la Policía Municipal fueron alertados acerca de una persona sin vida en el andador Tucán, en Los Tamarindos.

Los agentes de las patrullas PV-143 y PV-164 al mando de Angel Sandoval Hernández y del comandante Francisco Javier Padilla, acudieron al lugar, en donde se entrevistaron con Francisco Copado García, de 16 años de edad, el cual argumentó que había salido de su casa a las 12:00 horas, fue a la escuela y a su regreso, se dio cuenta de que la puerta de su casa estaba cerrada.

Como pudo abrió y se dio cuenta de que en el interior de la recámara estaba su padre colgado con una soguilla por lo que fue a llamar a su madre, quien se había separado de su padre, para informarle lo sucedido.

Al lugar llegó la agente del Ministerio Público del fuero común, licenciada Bertha Alicia Pablo de la Cruz, quien al entrar dio fe de los hechos, en tanto que persona de Servicios Periciales procedía a la fijación del lugar de los hechos.

Dentro hallaron una carta póstuma, en donde el ahora occiso manifestaba que dedicaba la muerte a su familia por que lo encerraban en los centro de rehabilitación,… “porque no se encerraron ustedes” y cerraba con una mentada de madre.

El cuerpo fue bajado por personal forense, para enseguida trasladar el cuerpo al Servicio Médico Forense, en donde le sería practicada la necropsia de ley, en tanto que el agente del Ministerio Publico asentó los hechos en un acta ministerial.