Servicios de Salud y SANAY Atenderá a Niño Azul de Valle Dorado con Padecimiento Cardiaco

Servicios de Salud y SANAY Atenderá a Niño Azul de Valle Dorado con Padecimiento Cardiaco

* Angélica, madre de este pequeño inquieto y con ganas de vivir, vio una luz en su camino, la esperanza de ver a su hijo sano a través de la sensibilidad del Secretario de Salud, Omar Reinoso y de la férrea postura del gobernador Ney González, de que la Salud es Prioridad en su Gobierno y son los niños su principal motivación.

Por Paty Aguilar

Médicos y personal de la salud, miembros de la Asociación del Área de la Salud Nayarit, AC, conocida en el estado como SANAY, en coordinación con el Secretario de Salud, doctor, Omar Reinoso, quien estuvo presente en la II Jornada Médica que realizaron el sábado en Valle de Banderas, atenderán a un menor vecino de la delegación de Valle Dorado, que padece una afección Cardiaca Congénita Cianótica, que por sus síntomas, a estos pequeños se les conoce como “Niño Azul”, sus labios y dedos de las manos, así como de los pies, se tornan de color azul por falta de oxigeno en su sangre.
Es una enfermedad muy rara, explicó el Secretario de Salud y muy compleja que podría requerir intervención quirúrgica, sin embargo, dijo, “este pequeño será atendido por el médico internista que nos acompaña y se le dará seguimiento con el apoyo de la Secretaría en todo lo que sea necesario” aseguró.
Según la madre del pequeño Elton Rosales de cinco años de edad, Angélica Rodríguez, señaló que a su hijo se le detectó un soplo en el corazón, el cual es producido por que dos arterias importantes del corazón están colocadas al revés, es decir, dijo, la que debe ir a la izquierda, está del lado derecho, según le han explicado los doctores y esto provoca, que el oxigeno no se produzca de manera adecuada en la sangre, por lo que el menor presenta síntomas cianóticos, es decir, tonalidad azul en sus labios y las puntas de sus manos y pies, además de que no puede hacer ejercicio físico lo que le causa falta de respiración.
Elton va al jardín de niños de manera normal y llama la atención de los demás compañeros por la tonalidad de su piel, su joven madre reconoce que no sabe cómo explicarle a su hijo lo que padece, cuando le pregunta porque tiene la punta de sus dedos de ese color, situación que la deprime ante la impotencia de no poder darle salud a su hijo.
Los médicos especialistas le han dicho que su hijo requiere de una intervención quirúrgica, pero esta es carísima ya que se trata de una operación a corazón abierto, sin embargo, se mostró confiada en el interés del Secretario de Salud, doctor, Omar Reinoso, quien aseguró se daría todo el apoyo necesario a esta joven madre y a su hijo vecinos de la delegación Valle Dorado.
Según la literatura, los niños azules padecen de un tipo de cardiopatía congénita
llamada ‘cianótica’, que se caracteriza por el cambio de coloración en la piel y en las mucosas (labios), que toman una coloración azul.
Está coloración se debe a que existen en el corazón conexiones anormales entre cavidades, de tal manera que la sangre de un territorio pasa a otro sin pasar regularmente por el pulmón y entra al torrente circulatorio sin ser oxigenada, función que cumplen los pulmones.
Es por esta razón que la piel adquiere un color azulado. Asimismo, se producen alteraciones en el desarrollo de los dedos, tanto de la mano como del pie, haciendo que las extremidades tomen la forma de un palillo de tambor.
Es importante tener en consideración que este cambio de coloración se acentúa al menor esfuerzo. Uno de los síntomas es la cianosis que se aprecia como una coloración azulada en los labios y en los dedos de las manos y los pies. Algunos niños presentan disnea (problemas de respiración) y adoptan la posición de cuclillas después de la actividad física para mitigar la falta de respiración.
Otros presentan períodos hipóxicos durante los cuales sus cuerpos carecen repentinamente de oxígeno. Estos se caracterizan por ansiedad, hiperventilación y un aumento repentino de cianosis.
En los corazones normales, la sangre pasa a través de los pulmones, luego al resto del cuerpo y luego de nuevo a los pulmones. En la transposición de los grandes vasos, que es al parecer, lo que tiene el pequeño Elton, la sangre no viaja desde los pulmones al cuerpo y luego de nuevo a los pulmones.
En lugar de esto, el flujo sanguíneo en los pulmones y el flujo sanguíneo en el cuerpo ocurren de manera independiente; de tal manera, que la sangre con oxígeno de los pulmones no llega al corazón que irriga el resto del cuerpo. Por lo tanto, la sangre que pasa a través del cuerpo carece de oxígeno.
Los síntomas se presentan al momento del nacimiento o un poco después. La gravedad de los síntomas depende del tipo y tamaño del defecto cardíaco y de la cantidad de oxígeno que se moviliza a través del flujo sanguíneo general del cuerpo. La enfermedad afecta aproximadamente a 40 de cada 100.000 bebés y es el defecto cardíaco cianótico que más comúnmente se identifica durante la primera semana de vida del bebé.
Después de la corrección quirúrgica del defecto o anomalía, se observa la mejoría de los síntomas y del proceso de crecimiento y desarrollo. Si no se realiza la cirugía correctiva, se reduce la expectativa de vida.
Finalmente, Angélica, madre de este pequeño inquieto y con ganas de vivir, vio una luz en su camino, la esperanza de ver a su hijo sano a través de la sensibilidad del Secretario de Salud, Omar Reinoso y de la férrea postura del gobernador Ney González, de que la Salud es Prioridad en su Gobierno y son los niños su principal motivación.