Sobrino Incómodo Ya Había Hecho Broma en el Gobierno de su Tío Arturo Dávalos

* Víctor Arturo Dávalos Palomera, sobrino del alcalde, Arturo Dávalos Peña, ya había hecho una broma con antelación en esta administración, cuando dijo vendería cerveza las 24 horas del día...
NOTAS RELACIONADAS
Por Mauricio Lira Camacho
NOTICASPV
El tema salió a colacion otra vez.
Fue en comisión de hacienda, con el tema de las grúas.
Arturo Dávalos Peña, alcalde de Puerto Vallarta sacó solito el tema de su sobrino, Víctor Arturo Dávalos Palomera, acusado de prepotente.
Dávalos Peña en esta administración ya había publicado en redes sociales que vendería cerveza las 24 horas del día, pues su tío es el alcalde.
Fue broma, admitió hoy en entrevisa Dávalos Peña.
El tema de su sobrino, el alcalde lo sacó a flote en la reunión de los integrantes de la comisión de hacienda municipal, en donde los ediles determinaron no era procedente la adquisición de dos grúas y un espacio para tal efecto en las instalaciones de la dirección de seguridad pública municipal en Las Juntas.
“Es más, ya no quiero saber nada de grúas”, dijo.
“Ya ven lo que pasó ayer con mi sobrino”.
Al término de la reunión, fue abordado por medios de comunicacion y dijo que efectivamente Víctor Arturo es hijo de una hermana suya.
Pero fue más atrás, “pues cuando salí electo alcalde de Puerto Vallarta nos reunimos toda la familia y la recomendacion fue muy clara, cuidado con todo l oque escriban y hagan, aquí no vamos a tapar a nadie y miren con lo que salió este sobrino mío”.
Al igual que en los alcoholímetros cuando en altas horas de la madrugada, me hablan parientes para que los ayude, pero la instrucción es que procedan”.
En el caso del sobrino Dávalos, el alcalde manifestó, que hablaron con él y este se disculpó, incluso en redes sociales, en donde fue exhibido.
También ya pagó la multa a la que fue acreedor.
Dávalos Palomera fue exhibido por una ciudadana, que observó la prepotencia con la que actuó en contra de una agente de transito que solamente cumplía su trabajo, “hagan lo que quieran soy sobrino del alcalde”.
Esta denuncia se refería a que “una vez más nos damos cuenta de que ser familia de los políticos” tiene muchas ventajas este tipo prepotente y mal educado se estacionó en zona prohibida y se le dijo no podía estacionarse en esa área que iban a llamar a la grúa, el tipo les dijo que no le importaba entonces los dueños de los negocios hablaron a la grúa ya que ellos pagan la línea amarilla, nada barata, para poder dar un espacio a sus clientes y este tipo quien dijo ser sobrino del presidente municipal; hizo un par de llamadas y con insultos a la señorita de tránsito y risa burlesca hizo que bajaran su vehículo de la grúa, que pena me da con esta gente ignorante”
Sin embargo, horas más tarde enterado del caso, el propio presidente municipal, Arturo Dávalos reprendió a su sobrino y del caso había escrito, “hoy es mi deseo reiterar mi compromiso con Vallarta. Durante el poco más de un año que llevo al frente de esta administración hemos trabajado con orden y respeto, por lo que ningún funcionario está por encima de la ley y mucho menos un familiar que ostentando su parentesco busque o presuma beneficios personales. No lo voy a tolerar. Se tomarán cartas en el asunto suscitado hoy por la tarde, donde un sobrino mío fue acusado de prepotencia. El tema será investigado y aplicaremos las sanciones que por Ley correspondan”.