Delegado Ejecutado con Más de 50 Balazos de AK-47 y AR-15

*Su camioneta recibió más de 200 balazos y todo parece indicar que él también disparó

Alfredo Terrones Cervera, quien fuera delegado de la PGJ en la Sierra Madre Occidental, fue asesinado de más de 50 balazos de Cuerno de Chivo y de AR-15, según informó la Procuraduría General de Justicia, una vez que se llevó a cabo la autopsia de ley.

También se estableció que los peritos del Instituto de Ciencias Forenses que llegaron al lugar, contaron más de 200 impactos producidos por proyectil de arma de fuego en el vehículo oficial, siendo una Ford, Lobo, color azul, placas de Jalisco, de los cuales 100 únicamente fueron contados en el parabrisas.

El número de impactos fue confirmado, al encontrar alrededor, el mismo número de casquillos, entre los que había de AK-47 y AR-15.

Sin embargo, llamó la atención de las autoridades, que hallaron cerca del cuerpo del funcionario, casquillos de bala calibre 9 milímetros, así como parte de un cargador de arma, pero ni la pistola ni el cargador fue encontrado en el lugar, lo que hace suponer que Terrones Cervera trató de defenderse utilizando su arma de cargo, pero lo superaron los tiradores con sus fusiles de asalto.

Las autoridades se dieron cuenta de que el cuerpo sin vida estaba boca abajo, con expulsión de intestinos y parte de su cara destrozada, en su mano derecha también presentó balazos, algunos de los cuales le volaron parte de los dedos y dejaban ver los huesos.

En el lugar de los hechos se notó la presencia de algunos 30 elementos de la Policía Investigadora, así como agentes del Ministerio Público, de la Policía Municipal, en tanto que el resto de las autoridades andaban en busca de los sicarios en la sierra.

Hasta el momento las autoridades ignoran las causas de este crimen, por lo que siguen las investigaciones en Mascota.