Tiene Compostura Reloj “Chimuelo” de la Parroquia en Valle de Banderas

* El Regidor electo de San Juan de Bajo, mecánico de oficio, Eric Fabián Medina, revisó el reloj y dice que si tiene remedio, que en general está en buenas condiciones. El engrane que mueve al mecanismo del péndulo le falta un diente, lo que hace que al llegar a ese lugar detenga su marcha, por ello, Miguel Beltrán, promotor de su rescate, le llama chimuelo, entre otros desperfectos que con voluntad y dinero, son fáciles de reparar.
NOTAS RELACIONADAS

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Manos a la obra. La idea de rescatar, de echar andar el reloj de la torre de la parroquia de Nuestra Señora del Tintoc, de Valle de Banderas, Bahía de Banderas, Nayarit, el cual se inauguró en 1970, surgió hace apenas tres días gracias a Miguel Beltrán, que en su muro del Facebook, dio a conocer que era necesario conservar lo que él considera una reliquia que data desde hace 47 años, ya casi medio siglo y para ello, de manera inmediata, el regidor electo de San Juan de Abajo, el mecánico, Eric Fabián Medina, quien da mantenimiento al reloj de la iglesia de su comunidad, ofreció sus conocimientos para dictaminar sobre el estado que guarda el artefacto.

El resultado de la inspección, la da a conocer, Miguel Beltrán, en su muro del Facebook, donde narra de manera muy peculiar las peripecias que tuvieron que pasar para vida de llegar al nicho del reloj que es la parte más alta de la torre. Aquí la narración de los hechos a la que denominó El Reloj Chimuelo:
EL RELOJ CHIMUELO

“Las manillas de nuestros relojes marcaban las 3 y 15 cuando arribamos al nicho del reloj de la torre de nuestro terruño, no sin antes haber sorteado como uno de esos superhéroes de comics, las mil y un peripecias; el acceso a pesar de peligroso es demasiado estrecho, una escalera de grapa y unas salidas muuuy, pero muy inseguras, nos hicieron “sudar la gota gorda”, pero al fin nos habíamos salido con la nuestra. Fabián, el conocedor, Pilarico, Fabián Jr. como asesores y su servidor como el de la foto.

Después de una minuciosa inspección Fabián (el que da mantenimiento al reloj de San Juan) llegó a estas conclusiones:

El reloj como tal está en buenas condiciones. EL engrane que mueve al mecanismo del péndulo le falta un diente, lo que hace que al llegar a ese lugar detenga su marcha.

Limpieza general, que aunque ya abuelo el reloj, solo le falta un buen baño con algún liquido especial, amén de diésel o gasolina. Cambio de los cabos de acero que soportan los contrapesos, por unos nuevos y mejores.

Poner una especie de trampa para que si llegase a romperse algún cable, las pesas por cierto muy pesadas, se detengan y no caigan al piso del campanario ya que si esto sucediera podrían causar un desastre.

Conectar los cables que van a las campanas que tocan las horas y los cuartos.

Aconseja tenerlo con una ventaja más: adecuarle un artilugio eléctrico, para que pueda por sí mismo darse cuerda, claro, sería eléctrico, y de esta forma hacerlo más light, sin restarle lo robusto. Obviamente será la casa relojera la que haga esto.

Capacitar a dos o tres personas para que se hagan cargo de su funcionamiento y mantenimiento.
Dar mantenimiento a las campanas, el uso y el tiempo ya ha hecho estragos en ellas.
Cambio de cadenas por cables de acero en las campanas para que tengan mayor seguridad (las cadenas actuales están por romperse). Cambio de las actuales y peligrosas escaleras de grapa por una de caracol de metal.

Claro, esto no se llevará a efecto sin antes formar un patronato.

Como ven, esto parece una lista de compras del supermercado, amén de lo que los ingenieros puedan encontrar.
Dejé lo mejor para el último como “la cereza del pastel” lo curioso es que fue gente, amigos de San Juan, que de manera desinteresada, vinieron a invertir su tiempo.

Vallejanos ¿no es vergonzoso acaso que personas fuera de nuestra comunidad muestren interés por lo nuestro, que nosotros mismos? Hasta cuando dejaremos de ser ese pueblo pusilánime que siempre quiere que el plato le sea servido sin siquiera mover un dedo. ¿Hasta cuándo vamos a hacernos cargo de nosotros mismos? Se los dejo para que lo mediten y ojalá y ya nos “caiga el veinte”. Gracias. Fabián, Pilarico y Fabián Jr. por el apoyo. Valle de Banderas, Nayarit, México. 14 de julio de 2017
Miguel Beltrán / Reiki de la Bahía.”

Con el interés mostrado por el regidor electo, así como con el empuje de los vallejanos encabezados por Miguel Beltrán, de seguro que en los próximos meses, quizá y si se apuran, para las próximas fiestas patronales de Valle de Banderas en honor de Nuestra Señora del Tintoc, que se celebran durante la segunda quincena de enero, ya que la celebración es el día 2 de febrero 2017, también Día de la Candelaria, ese reloj podría estar funcionando y ya podrán escuchar en el pueblo el tic tac que estará midiendo el tiempo en esta comunidad. Ahora solo falta saber cuánto costará la reparación y cómo se recabarán recursos.