Trump supervisa prototipos de muro; “hay candidatos en México que no son tan buenos”, dice

*El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió su “gran relación” con...
NOTAS RELACIONADAS

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió su “gran relación” con el “estupendo” presidente de México, Enrique Peña Nieto, y dijo que tratará de “entenderse” con éste en el tema del muro fronterizo, porque algunos candidatos a las elecciones presidenciales de julio próximo “no son tan buenos”.

Este martes, en medio de protestas del lado mexicano, Trump supervisó los diferentes prototipos de muro que pretende construir en la frontera, y se puso de plazo el mes de abril para llegar a un acuerdo con Peña antes de que abandone el poder.

“Tengo una gran relación con el presidente de México, un hombre maravilloso, Enrique. Un tipo estupendo. Estamos tratando de arreglar las cosas, veremos si ocurre o no. No sé si va a ocurrir”, dijo el ocupante de la Casa Blanca, cerca de San Diego, California.

Peña Nieto, añadió, “es un gran negociador, ama al pueblo de México y está trabajando muy duro. Veremos qué pasa. Obviamente, tenemos que tener (superados) algunos desacuerdos antes de llegar a ese punto (del muro). En el próximo mes verán si eso ocurre bajo este gobierno, me refiero a su gobierno”.

Sobre las elecciones de julio próximo en México, puntualizó que hay “algunos candidatos que son muy buena gente, y tienen algunos que, quizá, no son tan buenos.

“En cualquier caso, lidiaremos con ello”, sea quien sea el vencedor, afirmó Trump.

Y desde los prototipos para el muro, llamó a “continuar con la cooperación” con México para garantizar la seguridad fronteriza, mientras alrededor de 40 manifestantes de las organizaciones Ángeles sin Fronteras, Veteranos Deportados y Ángeles de la Frontera manifestaban su repudio por la visita del presidente de Estados Unidos y mostraron pancartas donde plasmaron la leyenda: “No al muro”.

Los inconformes pretendían quemar una piñata alusiva a Trump y brincarse el muro fronterizo, pero decidieron no hacerlo por respeto a las autoridades mexicanas que les permitieron estar cerca del lugar al que acudió Trump, en la zona de la colonia Las Torres, en Tijuana.