Vas a subir entre 2 y 4 kilos en Navidad y Fin de año

* Las personas que llevan un hábito o estilo de vida saludable enfocados en cuidar la alimentación la descuidan por completo.

Guadalajara.- La especialista Jocelyn Macías González señaló que las personas suben en promedio entre dos y cuatro kilos durante las festividades decembrinas, sobre todo debido a lo que consumen durante el periodo del 12 de diciembre a 1 de enero.

En entrevista con Notimex la experta en áreas de salud de la Vicerrectoría Académica de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) añadió que mucha gente aumenta de peso en estas fechas principalmente por el consumo excesivo de alimentos.

Comentó que hay incremento de grasa corporal y disminución de actividad física, “cambiamos nuestros hábitos en cuestiones generales: en la alimentación, la actividad física, ese es el mayor problema al que nos enfrentamos en estas fechas”.

La académica mencionó que las personas que llevan un hábito o estilo de vida saludable enfocados en cuidar la alimentación la descuidan por completo y consumen cargas excesivas de azucares y de carbohidratos.

Explicó que como mexicanos, “nuestra base de la alimentación en estos días se enfoca en carbohidratos como harinas, lo que son los tamales; en las pastas, en buñuelos, con el ponche que tiene mayor contenido de azúcar, el atole, etcétera”.

Apuntó que “no es que consumamos en exceso en proteínas como grasas animales que encontramos en las carnes, pero sí en exceso azucares”.

Aconsejó no consumir tantos alimentos fritos o capeados, así como “tomar un tiempo para ingerirlos y no hacerlo en menos de 20 minutos, para que llegue ese proceso de saciedad a nuestro cerebro y no consumir alimentos en exceso”.

La encargada de los programas y planes de nutrición de la UAG recomendó “no saltarse ningún tiempo de comida, y tener un desayuno balanceado con una colación, su comida con colación y su cena”.

Manifestó que el problema es porque “nos alejamos de ese consumo de frutas y verduras, o a lo mejor desayunamos muy poco pero a la hora de la comida o la cena son con cargas fuertes, que no están equilibradas a lo que tenemos que realizar durante el día”.

Además, dijo, “olvidamos por completo la actividad física, que eso es muy importante para mantenerte en tu peso ideal, y con salud”.

Señaló que una opción es acudir con un nutriólogo “porque muchas de las ocasiones no sabemos cuánto son las kilocalorías esenciales o un requerimiento calórico que nosotros tenemos que consumir, ya que depende de la edad, la estatura y actividad física que realizamos”.

Precisó que en muchas ocasiones “alguien va al nutriólogo, ya sea la mamá, la tía o la hermana y nosotros queremos seguir ese plan de alimentación, y tenemos que darnos cuentas que ese fue un plan específico de acuerdo a las necesidades de esa persona”.

La licenciada en nutrición agregó que en estos días es muy importante tratar de tener un estilo de vida saludable, y no consumir los alimentos en exceso.

Aclaró que se pueden consumir de todos los alimentos en estas festividades decembrinas, pero con cantidades moderadas.

Recomendó “tratar de moderar desayunos-colaciones, comidas-colaciones, y cenas, no brincar esos tiempos porque lo único que vamos a provocar es llegar con más hambre a nuestras fiestas, y vamos a consumir en exceso todo lo que preparen en estas reuniones”.

Asimismo, indicó, se debe cuidar el consumo de bebidas alcohólicas, “ya que también son calorías vacías, así como cuidarse de azucares, dulces, chocolates”.

Propuso tratar de llevar un equilibrio, “podemos consumir todos los alimentos en estas fechas pero sí cuidar las porciones y cantidades”.

Subrayó que para recuperar el peso ideal en enero se debe retomar un estilo de vida saludable, “el consumo de agua en lugar de refrescos, y realizar por lo menos 30 minutos de actividad física al día”.

A su vez el jefe del Departamento Psicopedagógico de la UAG, Fernando Ruiz López, comentó en entrevista con Notimex que durante estas festividades decembrinas se ingieren calorías para compensar el aspecto desenergizante o de falta de energía.

La gente siente que en estos días está más cansada, cree que es por el trabajo de todo el año y no, es la propia naturaleza de esta época en que el día es más corto y la noche más larga, y a la gente le cuesta trabajo tener la misma actividad que en verano”.

Expresó que estas fechas “se prestan para compartir una bebida que te dará calorías, aparte consumes golosinas, ponche, buñuelos, tamales, pozole, atoles, etcétera., la verdad es pura comedera”.

Subrayó que es una época en donde mucha gente sube de peso porque comen más de lo que realmente necesitan, “son vacaciones y surgen muchas invitaciones a comer y nos gusta dejarnos querer, pero empieza uno a tener problemas con el peso, que a veces se convierte en un problema grave”.

Hay gente que come de más por depresión, hay problemas de trastorno afectivo que tiene que ver con trastornos alimentarios, y que sí está el factor depresivo de por medio”, aseveró.

Detalló que hay una afectación que ha sido estudiada a nivel de fisiología, “lo que viene siendo la del ritmo circadiano, de la estructura neurológica del cerebro a nivel hipotalámico, y de receptores neuronales que predisponen a una mayor sensibilidad para la depresión y una manera de compensar esto es comiendo”.

Resaltó que si la gente es más vulnerable al estado de cambio de clima, “al cambio de horario y a problemas afectivos, le da por comer más, entonces sabemos que eso tiene un significado, está queriendo nutrirse de las cosas que le pueden dar felicidad, seguridad, placer o satisfacción”.

Dijo que “todo esto empieza a nivel oral, la gente se nutre y con esto pretende, a nivel inconsciente, hacer a un lado los factores que le deprimen, y sí, hay una prevalencia de quien se deprime y come demasiado”.