Ya preso, a Duarte no lo visitan amigos, abogados ni familiares

*Según las autoridades migratorias la familia del exgobernador ya salió de Guatemala; además el vocero del sistema penitenciario del país confirmó que este no ha recibido 'ninguna visita'...

GUATEMALA.- A 48 horas de su ingreso al penal del Cuartel de Matamoros, ubicado en la ciudad de Guatemala, Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz, no ha recibido visita de amigos, familiares ni abogados.

“En las 48 horas que tiene de ingresado a este centro, el señor Duarte no ha recibido ninguna vista ni de amigo ni de familiar ni de abogado. En la prensa salió que lo visitó un abogado, pero nosotros no tenemos registro de ello, nadie lo ha visitado”, aseguró a El Financiero Rudy Morales, vocero del Sistema Penitenciario de Guatemala.

Los familiares, según las autoridades migratorias, ya habrían salido de Guatemala, mientras que los abogados no han llegado; de hecho, ni siquiera se habían presentado hasta ayer al Tribunal encargado de la extradición.

Duarte de Ochoa es, desde hace dos días, el reo 27 del penal conocido como el Cuartel Matamoros. De acuerdo con las autoridades penitenciarias, no ha sido un “interno problema”. No se ha quejado del trato ni ha pedido nada especial, como medicinas, algún libro o actividad particular.

Rudy Morales señaló que el exmandatario veracruzano tiene derecho a las tres comidas y no cuenta con un trato diferenciado, por su calidad de extranjero en Guatemala.

“Lo que busca este centro es un tratamiento adecuado de reclusión pero con niveles de control adecuado. Todos tienen derecho a la visita, pero se lleva un procedimiento y autorización de la Dirección General, que adjudica día y hora de visita, y en el caso del señor Duarte no se ha autorizado, pero no por negativa, sino porque nadie ha hecho el trámite”, reiteró.

Según las autoridades del penal, hay 40 custodios para vigilar a los 27 reos. Son tres los que están de forma permanente con Duarte –que se encuentra solo en su celda de 2.7 por 3.7 metros y con una cama de concreto–, quien como todos los reos, tiene obligaciones y derechos, entre estos últimos está la salud, la recreación y el trabajo, pero no ha ejercido ninguno de ellos.

En tanto, en el Quinto Tribunal de Sentencia Penal de Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, donde se llevará a cabo el proceso de extradición, tampoco se registró, hasta este lunes, la presencia de abogados de Duarte de Ochoa.

De hecho, personal de la Cancillería mexicana en Guatemala acudió ayer al Tribunal donde solicitó el status del caso Duarte; ahí se notificó la ausencia de una defensa legal particular para el veracruzano. “No se ha presentado ningún abogado de Javier Duarte Ochoa”, dijeron.

Juan Daniel Lemus, secretario del Tribunal, dijo que esta ausencia no era impedimento para la realización de la audiencia del próximo miércoles, con la que se dará inicio formalmente al juicio de extradición al exfuncionario mexicano.

Explicó que en este caso, como en cualquier otro, ante la ausencia del defensor particular, el Estado guatemalteco está obligado a poner a un abogado de oficio para no dejar en estado de indefensión al detenido.